Topic:

Utiel-Requena: 2.700 años de cultura del vino a tu alcance

 Publicado el por C.R.D.O.P. Utiel-Requena (colaborador)

 (photo: )

La tradición vitivinícola de Utiel-Requena alcanza los 2.700 años de historia. Los yacimientos arqueológicos encontrados en esta Denominación de Origen avalan la producción de vino y su comercialización ininterrumpida desde la época íbera hasta la actualidad. Decenas de lagares tallados en piedra, como Las Pilillas de Requena, ánforas, documentos y restos de pepitas de uva hallados y estudiados, remontan la cultura vinícola de Utiel-Requena a los orígenes del vino en la Península Ibérica. 

La antigüedad, la continuidad y la singularidad de la variedad de uva autóctona Bobal son los valores sobre los que se asienta este paisaje cultural, denominado Territorio Bobal, y que opta a ser Candidato a Patrimonio Mundial por la Unesco. El enoturismo es uno de los ejes de actuación prioritarios para el C.R.D.O.P. Utiel-Requena, que colabora activamente con la Ruta del Vino, que aglutina todos los agentes que estamos implicados en el desarrollo turístico de la zona (bodegas, restaurantes, alojamientos, museos, enotecas, empresas de turismo activo y organismos oficiales) y se esfuerza en dinamizar este tipo de actividades.

Oferta variada

La oferta enoturística de Utiel-Requena incluye desde un amplio abanico de bodegas para visitar, naturaleza y turismo activo y la posibilidad de reponer fuerzas en hoteles con encanto o en alojamientos rurales cerca de la naturaleza. Los municipios que conforman la Ruta del Vino Utiel-Requena poseen un bello paisaje que invita al turista a pasear entre extensos parajes de viñedos salpicados todos ellos de bosque mediterráneo.  Entre los lugares de interés paisajístico destacan: El Parque Natural de las Hoces del Cabriel (el más grande la C. Valenciana, la zona húmeda de Lavajos de Sinarcas, Las Salinas de Jaraguas, el Pantano de Contreras, el curso del Cabriel como elemento natural y las Sierras de Malacara, Martés, El Tejo y Negrete. Un entorno perfecto para combiar el enoturismo con los deportes de aventura.

Sede del Consejo Regulador en Utiel, en el edificio conocido como Bodega Redonda.

Sede del Consejo Regulador en Utiel, en el edificio conocido como Bodega Redonda.

La sede del Consejo Regulador se encuentra en Utiel, en el edificio conocido como Bodega Redonda, una joya arquitectónica de 1891. Solo hay tres bodegas con esta forma en España, por lo que es bastante singular. La parte más actual se destinó a las oficinas del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Utiel-Requena, y la auténtica bodega circular se acondicionó como Museo de la Vid y el Vino. Ofrece visitas guiadas gratuitas que incluyen taller de aromas y cata comentada de vinos.

Más información en:
www.utielrequena.org y www.rutavino.com

Enoturismo sostenible en Bodegas Izadi

 Publicado el por Bodegas Izadi (colaborador)

Izadi El Regalo sobre ruedas. (photo: )

Izadi El Regalo sobre ruedas.

Han pasado ya décadas desde que Bodegas Izadi empezara a caminar en el tan actualmente demandado sector del enoturismo con el claro objetivo de abrir sus puertas al aficionado al mundo del vino para dar a conocer la filosofía y forma de trabajo.

A lo largo de estos años ha evolucionado en paralelo a sus vinos. Como no podía ser de otra forma, las prácticas sostenibles en su elaboración son una realidad. Es imprescindible que cada uno aporte su granito de arena para poder asegurar una continuidad del entorno, el que no olvidemos, proporciona el vino. Este es sin duda uno de los motivos por los que Bodegas Izadi se encuentra en plena certificación ecológica de su vino icono, Izadi El Regalo procedente de un único pago del que toma su nombre.

Bodegas Izadi pone en valor el papel del enoturismo en este aspecto también y ha decidido apostar por una nueva forma ecológica de vivir y disfrutar el enoturismo en la época en la que la viña muestra su esplendor, desde la brotación hasta el fin de la vendimia. Para ello propone la actividad “Izadi El Regalo sobre ruedas” con destino a esta finca, la más emblemática. A través de un paseo guiado desde la bodega en bicicleta eléctrica, un medio respetuoso con el medio ambiente que a la par hace asequible el trayecto para cualquier persona, el enoturista tendrá la oportunidad de sumergirse en un entorno sin igual repleto de cepas viejas plantadas en microparcelas hasta allí donde le alcanza la vista. La viña en muchas ocasiones se ha relegado a un segundo plano eclipsada por la bodega, en esta experiencia se busca reivindicarla como origen de todo el proceso, más si cabe teniendo en cuenta que nos encontramos en uno de los municipios con mayor concentración de viñedo viejo de Rioja, en Villabuena de Álava.

Como colofón de esta experiencia el enoturista disfrutará de un pequeño aperitivo junto con la cata del vino premium de la bodega, Izadi El Regalo, elaborado exclusivamente con este pequeño pago octogenario.

Además de esta propuesta interactiva en la que el visitante participa desde el minuto inicial, la bodega se mantiene muy activa en la organización de visitas diarias a bodega con diferentes opciones de maridaje para fechas especiales. La base gastronómica de la que siempre ha hecho gala la bodega riojano alavesa está muy presente en la oferta enoturística tanto en los maridajes que ofrece como en las opciones de restaurante para grupos que por supuesto no podían faltar en su portfolio.

La reciente remodelación de las instalaciones está perfilando una mejora sustancial tanto en los nuevos espacios creados estos últimos años en bodega como en los servicios que propone para que el paso del visitante sea más que satisfactorio y cierre una experiencia muy atractiva. Las mejoras continúan y las puertas quedan abiertas para dar la bienvenida a todo el buen enoturista que se precie.

Más información en www.izadi.com

Experiencia enoturística de alto impacto con el caserío como entorno

 Publicado el por Bodega Berroja (colaborador)

Berroja recupera elementos de la cultura popular rural vasca y los integra en su oferta enoturística. (photo: )

Berroja recupera elementos de la cultura popular rural vasca y los integra en su oferta enoturística.

Bodega Berroja es una bodega familiar que inicia su andadura en 1995 con la plantación de tres hectáreas, que han ido evolucionando hasta alcanzar las 26 actuales. Su ubicación en una zona alta, con vistas sobre todo el territorio de Bizkaia y en especial de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, hace que se le pueda llamar “El Balcón de Urdaibai”. Este particular enclave atrae a los viñedos de Berroja a unos invitados muy peculiares: corzos y jabalíes visitan asiduamente los viñedos.

Los antiguos txakolis eran lugares de encuentro, centros de tertulia con amigos y vecinos. Gritos de ánimo y apuestas imprimían ritmo a los juegos de caserío: corte de troncos con sierra o hacha, arrastre de piedra, levantamiento de fardos... Con txakoli de la casa se acompañaba a los competidores y se felicitaba a los ganadores. Bodega Berroja recupera todos estos elementos de la cultura popular y rural vasca en esta experiencia enoturística, que comienza con la visita a la bodega y su entorno, enclavado en un espacio declarado Reserva de la Biosfera.

Ello precede a una cata de txakoli, “el vino de la tierra” y a la degustación de productos artesanales locales. La participación en los juegos de caserío y los tradicionales burduntzis (corderos asados al espeto) rememoran las costumbres populares tan arraigadas en estas tierras.

Vista desde Balcón de Urdaibai.

Vista desde Balcón de Urdaibai.

Se trata de recrear, la antigua costumbre del txakoli, como lugar de encuentro, disfrute y experiencia enogastronómica, en la que el entorno, el vino (txakoli) y los productos locales tradicionales , maridan con los visitantes en una experiencia especial y viva, llena de recuerdos y guiños a las costumbres tradicionales y populares, que tan propias eran de estos paraísos gastronómicos y que hoy en día tienen una proyección hacia el visitante que disfruta de esas actividades al igual que en el pasado

Por otra parte Berroja cuenta con una serie de espacios sociales, para la celebración de eventos diversos, tanto de empresa, de “team building”, presentaciones de productos, bodas y demás eventos de familia.

Su proximidad a Bilbao (a media hora en coche) y San Sebastián (45 minutos de distancia), le permite ser una puerta de entrada para el disfrute de unas jornadas de ocio en un paraje natural de excepcional valor ecológico, en el que la experiencia personal se resume en el lema de la explotación: ser “un privilegio para los sentidos”.

Más información en www.bodegaberroja.com

Vinculación con los valores de la vitivinicultura, más allá de la visita enoturística

 Publicado el por Bodegas Robles (colaborador)

Los “ahijados” de las vides de Bodegas Robles recogiendo su fruto en vendimia. (photo: )

Los “ahijados” de las vides de Bodegas Robles recogiendo su fruto en vendimia.

La Familia Robles se ha dedicado en Montilla a la elaboración de vinos desde 1927. A primera vista, los viñedos de Bodegas Robles tienen el aire de un jardín salvaje y romántico, invadido por una capa de trebolinas, amapolas, trébol y flores silvestres, el zumbido de las abejas y otros insectos. Sin embargo, no hay nada accidental en el viñedo: es el resultado de años de investigación en el que la bodega mantiene un diálogo permanente con la Universidad y varios centros de investigación nacionales e internacionales.

Bodegas Robles cultiva las uvas ecológicas con la mayor intensidad y calidad de sabores y aromas que sabemos, vigilamos su proceso natural y trasladamos toda esa riqueza del fruto en el vino. Desde entonces, este modelo de producción ha sido reconocido repetidamente.

Esta filosofía es la que siguen en su proyecto enoturístico, que tiene el compromiso con la sociedad y el medio ambiente uno de sus pilares fundamentales. De hecho, el proyecto Vida Sigue tu Cepa, que vincula al enoturista con una de las cepas de cultivo ecológico de la bodega, recibió el premio de enoturismo en esa categoría en 2016 por parte de Rutas del Vino de España, otorgados por Acevin en colaboración con el Ministerio.

El proyecto Vida es la continuación material de Sigue tu cepa, una iniciativa que nació en redes sociales en 2011 con la idea de acercar el viñedo ecológico de Bodegas Robles al público. Los participantes en el proyecto Vida se vinculan a una cepa y se les va informando de las diferentes etapas del ciclo vegetativo de la vid. Entre otras ventajas, los participantes pueden acudir a visitar a la cepa que los amadrina cuando quieran y asistir a los encuentros de la poda y la vendimia que organiza la bodega.

“La vid es la madrina, pues que es la que nos enseña los principios de la agricultura y la virtud de la paciencia: aprenderemos qué es y que se hace en un viñedo ecológico y la importancia de la tierra en el vino”, explican sus responsables. El enoturista supera esa etiqueta al comprender por qué los vinos de Bodegas Robles pertenecen a su tierra.

Comida campera tras el cuidado a las viñas.

Comida campera tras el cuidado a las viñas.

Además de este reconocido proyecto, Bodegas Robles abre sus puertas a las visitas de enoturistas (previa reserva), con un programa que incluye una visita al viñedo ecológico, visita a la bodega y explicación del sistema de elaboración del vino (sistema de crianza biológica bajo velo de flor, crianza oxidativa y mixta; sistema de envejecimiento por solera y criaderas) y una cata dirigida de sus vinos.

Más información en: www.bodegasrobles.es e info@bodegasrobles.com

Enoturismo a pie de monte

 Publicado el por Bodega LAUS (colaborador)

 (photo: )

En Bodega Laus (D.O.P. Somontano) queremos compartir experiencias inolvidables, y disfrutar de la magia de nuestro territorio contigo. Envueltos por la naturaleza a pie de monte, nuestra bodega guarda la esencia del Somontano: vinos, viñedos, flores y gastronomía. Pasear entre sus viñedos, mirando al Pirineo, ayuda a entender mejor la filosofía natural de los vinos de LAUS. Garantizamos una experiencia enoturística integral en la que en ningún momento se pierde vista lo que más nos importa para hacer los vinos Laus: la tierra.

Durante todo el año, de lunes a sábado, en español, francés e inglés, en distintos horarios, realizamos visitas guiadas a la bodega, visitando el jardín de los olivos, conociendo la arquitectura del edificio, y los procesos que se realizan en la nave de fermentación y la sala de barricas. Finaliza la visita con la cata de 3 vinos, todo ello por 6 €, existiendo la posibilidad de acompañar la cata con un aperitivo de jamón ibérico y queso manchego por 12 €.

Coincidiendo con la época de vendimia, proponemos una visita especial en la que,  por 12 € o 18 € persona, según opción,  de una forma didáctica a la vez que amena y divertida, puedes sumergirte en familia en un entorno de naturaleza, visitando “el jardín de la bodega”, pasear entre viñedos y conocer las características de las cepas, sus hojas y las técnicas de viticultura. La experiencia concluye con una cata de vinos.

En el marco del Festival del Vino del Somontano a principios de agosto, por un precio de 15 €/persona, Bodega Laus ofrece una iniciativa centrada en la naturaleza y en el acercamiento del enoturismo a los millennials, a través de una singular actividad de escape, consistente en resolver, en un tiempo limitado, los “Misterios de los aromas del Somontano”.

El jardín de los olivos, y coincidiendo con el solsticio de verano, es el escenario elegido para realizar una actividad de yoga en sus viñedos, por 15 €/persona.

Para todos aquellos que quieran sentir en su paladar nuevas sensaciones, con unas increíbles vistas de fondo y rodeados de naturaleza, hemos creado la experiencia Laus & Estrellas. La actividad comienza con un aperitivo en el embarcadero de la bodega, contemplando la puesta de sol del Somontano, compartiendo de esta forma uno de los momentos más bonitos de nuestra bodega, el atardecer. El Somontano es el verdadero protagonista, disfrutando de una cena maridaje entre aromas y sabores del Somontano en el Restaurante Laus; y finalizando la velada con una observación nocturna del cielo para descifrar los secretos que guardan las noches en nuestro entorno.

Y es que el Restaurante Laus completa la oferta enoturística: un espacio gastronómico rodeado de naturaleza, creado para dar rienda suelta a los pequeños placeres de la vida: los cinco sentidos. El aroma de un buen vino, el sabor de los productos de la tierra, el contacto con la naturaleza, el sonido del agua o las vistas a los viñedos y al Pirineo.

Página web: www.bodegalaus.es

Facebook: www.facebook.com/BodegaLaus

Instagram: www.instagram.com/bodegalaus