Topic:

Informe sobre los vinos importados en el mercado de Finlandia

 Publicado el por A. Haaranen (colaborador)

El año 2019 fue el segundo en el que la nueva Ley alcoholera de 2017 estaba en su totalidad en vigor en Finlandia. La ley contiene cambios importantes en las regulaciones de todos los sectores del ramo, por ejemplo, los prolongados horarios de las tiendas y restaurantes para mejorar el servicio de los clientes. La más esencial de las reformas atañe al grupo de bebidas ligeras alcohólicas y su distribución: las cervezas y las bebidas mixtas con la nueva graduación máxima del 5,5%, de fermentación y destilación, se pueden vender a través de la amplia red de las tiendas de comestibles y los cafés fuera del monopolio. La reforma despertó mucha oposición entre las autoridades sociales y de salud pública, por miedo a que el drástico aumento del consumo total originase cada vez más consecuencias dañinas.

No obstante, en el primer año de la ley, en la práctica con solo 10 meses en vigor, se produjo solo un mínimo ascenso en el consumo total y por habitante de más de 15 años. Y las estadísticas del segundo año (2019) muestran claros descensos en las ventas de casi todas las bebidas y en alcohol puro.

Las Tablas 1 a 6 forman el principal contenido de este informe de Finlandia. Constan de las estadísticas sobre las ventas de los vinos importados en este nuevo (y todavía un poco confuso) ambiente de la nueva Ley. La Tabla 7 resume las ventas de los principales grupos de bebidas con las que, más o menos los vinos compiten. El resto de las tablas proporcionan información adicional, entre estas la Tabla 9, sobre la problemática importación privada.

Ventas totales de vinos
Para empezar, se observa en la Tabla 1 que las ventas totales del este grupo de vinos ligeros disminuyeron en 2019, siguiendo la línea descendiente general del año. Aborda, también, las bebidas de elaboración nacional, representadas en esta tabla por las sidras. Se pueden considerar este tipo de productos como competidores con los vinos importados.

La Tabla 2 muestra, que todos los productos de este grupo sufrieron ahora pérdidas, incluidos “los otros generosos”, que habían alcanzado un esencial aumento en 2017. Las ventas importadas suelen resultar modestas en Finlandia. Esto se debe a la alta popularidad de los vinos de fruta nacionales fortificados. Sus ventas siguieron cayendo en 2019.

Ventas de vinos tranquilos y espumosos por países de origen
El monopolio detallista Alko publica, entre muchas otras estadísticas, las relativas a sus ventas de vinos tintos, blancos y espumosos por países de origen. Las Tablas 3, 4 y 5 recogen las cifras de estos grupos del año 2019. La Tabla 6 contiene el resumen de los productos, también con los rosados, y ofrece información sobre los desarrollos de porcentajes del total.

Estas ventas dan una buena imagen de los papeles y pesos de los países proveedores en todo el mercado, aunque no contienen el consumo de vinos en los restaurantes en Finlandia, queda se estima en un 12% del total.

Chile continúa con sus vinos tranquilos en el primer lugar entre los proveedores a Finlandia, pero sigue perdiendo gradualmente parte de su claro dominio. Esta vez, también Sudáfrica y Australia sufrieron pérdidas. Portugal alcanzó un excepcional aumento en sus ventas de tintos y Alemania mejoró su cuantía en blancos.

España había cedido en los tintos su tradicional segundo puesto de muchos años en 2017 a favor de Italia y sufrió en estos una clara pérdida en su tercer lugar en 2018. Pero ahora en 2019 consiguió mantenerlo sin problema. El liderazgo de España en los espumosos sigue fuerte. Con Chile, los otros vinos del Nuevo Mundo han seguido disminuyendo su participación en este mercado desde 2013. Hay subidas y bajadas y cambios de órdenes de año en año entre los países europeos, en especial entre los de menores volúmenes.

Según la tendencia decreciente del año 2019, los porcentajes en los totales de las tablas resultan negativos.

Los vinos en el mercado alcoholero total
La Tabla 7 resume las ventas totales nacionales de los principales grupos de bebidas. Los vinos ligeros han mantenido bastante bien su posición tanto en la tendencia decreciente del año 2019, como en 2018. Quizás lo podrían haber hecho aún mejor: es de suponer que las nuevas bebidas mixtas de graduación máxima del 5,5%, por su vasta red de ventas hayan influido en su competitividad. Entre los vinos, los generosos bajaron mucho en 2019.

Los números de los subgrupos de espirituosos muestran bien la importancia de estas nuevas bebidas en el mercado alcoholero de Finlandia. Esta tabla muestra la velocidad de la tendencia decreciente del consumo registrado en 2019 en Finlandia, de un 2,1%.

Participación de los grupos
La Tabla 8 presenta la diferencia existente entre el año 2017 y los dos ejercicios (2018 y 2019) con la nueva ley en vigor. Las cervezas han perdido un poco de su fuerte dominio. Todavía se compran más las cervezas de graduación máxima del 4,7% (cervezas medias) que las de grado máximo del 5,5% (cervezas fuertes) aunque se pueden comprar las últimas también en tiendas y cafés.

Importación privada
Como las siguientes Tablas 9 y 10 demuestran, la importación privada conforma en Finlandia una destacada parte en el consumo total real y por habitante aumentando así sus efectos negativos en la salud pública y económicos. Por eso se ha tratado de reducirla, por ejemplo, con controles aduaneros más estrictos. Se da, en su mayoría, en Tallinn; y en su control ha ayudado el reciente programa de Estonia para elevar sus impuestos alcoholeros. Pero como consecuencia, muchos viajeros finlandeses, y también estonios, transfirieron sus compras a Letonia. Por eso, Estonia ha vuelto a bajar esta fiscalidad.

Las disminuciones de este comercio en 2018 y 2019 en la Tabla 9 provienen mayoritariamente de la reforma de Ley alcoholera en Finlandia. En 2019, el aumento en volumen fue del 1,5%, pero en alcohol puro la disminución fue del 12,4%.

Las cifras en millones de litros de la tabla están basadas en varias encuestas sobre la importación privada de varios viajes. Además, hay cuantías de otros orígenes evaluadas y registradas en estas estadísticas. Pero existen también consumos no inscritos en ningún registro, por ejemplo, las compras a distancia electrónicas del extranjero por parte de personas privadas. Este creciente negocio supone problemas a la hora de recolectar y pagar los impuestos alcoholeros, en parte debido a defectos legales. Las autoridades fiscales han dado instrucciones al respecto a los vendedores y clientes.

Además de sobre la importación privada, la Tabla 10 proporciona también una visión del desarrollo del consumo alcoholero durante los últimos años: una tendencia decreciente calculada en litros del alcohol puro. Hay una mínima excepción de esta línea en 2018.

Según las estadísticas del instituto THL, este desarrollo ha sido progresivo desde el año 2007 (con un consumo de 12,7 en aquel entonces), hasta alcanzar los 10 litros en 2019. Este largo periodo de disminución contado con varias causas, por ejemplo, alzas de impuestos alcoholeros y variaciones en las coyunturas económicas.

Una interesante cuestión es cómo va a continuar la tendencia en la coyuntura del Covid-19 y cuando se supere esta crisis.

Un representante especialista del Instituto THL tiene una respuesta para el año corriente de 2020: “La tendencia decreciente va a seguir. Aunque las ventas nacionales al detalle crezcan temporalmente, no podrían compensar las importaciones de viajeros ni los consumos en los restaurantes provisionalmente cerrados”.

Referencias
Las citadas en las tablas, noticias y discusiones en prensa. Sobre la Ley alcoholera: La Semana Vitivinícola, Informe de Finlandia 2018, pág. 737.

Artículo completo con tablas aquí

Bélgica frena sus compras de vino extranjero a granel

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El mercado belga presentaba una tendencia negativa en el volumen de vino importado, que adquirió a un precio medio superior, con lo que la inversión que realizó en vino foráneo quedó totalmente estable. De este modo, Bélgica importó, dato interanual hasta agosto de 2019, un total de 298,8 millones de litros de vino (-5,1%, condicionado por el negativo comportamiento del granel, que cayó un 16,8%), por valor de 980,6 millones de euros (+0,2%), con un precio medio de 3,28 euros por litro (+5,5%). España figura como segundo proveedor, con una cuota de mercado del 14% en volumen y del 11% en valor. Destaca la importancia de España como proveedor de espumoso, pues el 45% del espumoso que se importa es de nuestro país. Nuestro mix de exportación en volumen es de un 48% espumoso, un 30% envasado, un 21% a granel y 1% en bag in box.

Artículo completo con tablas aquí

Alemania mantiene volumen pero frena el valor

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Alemania sigue siendo el comprador de vino más importante en términos de volumen de todo el mundo. Su demanda de vino importado alcanzó en 2019 los 1.467 millones de litros, con una pasmosa estabilidad respecto a 2018. Sin embargo, si se analizan las categorías de los productos adquiridos por este mercado sí que hay dinámicas (bajan un 5,5% las compras de vino embotellado y un 4,2% las de espumoso, que se compensan con mayores volúmenes de bag in box, graneles y mostos). Además, hay que recordar que en 2018 Alemania ya redujo de forma importante sus volúmenes importados.

En términos de valor, la inversión total de los operadores germanos cayó un 3,2%, hasta los 2.604,8 millones de euros, con retrocesos en todas las categorías, salvo los embotellados (que se mantuvieron estables) y los formatos entre 2 y 10 litros (+11,5%). El precio medio quedó en 1,76 €/litro, un 3,3% más económico que un año antes.

La demanda (volumen) alemana está muy condicionada por el vino a granel, que representa el 89% de sus compras, repartiéndose el resto entre el embotellado (35%), el espumoso (4,5%) y el bib (2%).

Para el conjunto de vinos, Italia repitió como principal proveedor de forma destacada, seguido de Francia en valor y de España en volumen. Pese a cerrar el año en negativo, España ha sido el único de los tres primeros proveedores a este mercado que ha ganado cuota en el mercado alemán en volumen en los últimos 15 años, si bien este desarrollo se ha debido en su mayor parte al vino a granel, lo que explica que el precio medio del vino español sea hoy inferior al de hace 15 años, a diferencia de italianos y franceses.

En total, Alemania importó 361,2 millones de litros de vino español (-2,5%), quedando nuestra cuota de mercado en 24,5%; por valor de 365,5 millones de euros (-18,8% a causa de la bajada de precio del granel español), con nuestra cuota en valor en un 14%. El 71% del vino que nos compró Alemania fue a granel, lo que explica que el precio medio del producto español en este mercado quedara en 1,01 €/litro(-13,6%) (el granel español cerró el año con una media de 0,37 €/l y una caída del 31%).

Del lado exportador, las ventas de vinos alemanes en el extranjero experimentaron un desarrollo positivo en 2019. Según el Instituto Alemán del Vino (DWI), la cantidad de vino exportado aumentó en un 3%, hasta los 1,04 millones de hectolitros. Sin embargo, el valor total de las exportaciones germanas disminuyó un 0,6% hasta 305 millones de euros y el precio medio en once céntimos hasta 2,93 euros/litro. “Esta evolución es, fundamentalmente, la consecuencia de la elevada producción registrada en 2018, que siguió a una cosecha de rendimiento inusualmente bajo en 2017”. explicó la directora gerente de DWI, Monika Reule. Reproducimos los últimos datos estadísticos del OEMV disponibles al cierre de esta edición.

Artículo completo con tablas aquí

Covid-19: El Gobierno francés anuncia un apoyo excepcional inicial de 140 M€ para su sector vitivinícola

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Francia (photo: )

Francia

Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas, Didier Guillaume, ministro de Agricultura y Alimentación, y Olivier Dussopt, secretario de Estado de Gérald Darmanin, ministro de Acción y Cuentas Públicas (es decir, lo que en España sería el equivalente, impensable por otra parte, de la ministra de Economía y Transición Digital, Nadia Calviño, del ministro de Agricultura, Luis Planas, y del secretario de Estado de Presupuestos), se reunieron por videoconferencia el pasado 11 de mayo con todos las organizaciones profesionales, representativas del sector vitivinícola francés.

En un comunicado conjunto del Gobierno galo, tras la reunión telemática, se señala que la crisis sanitaria causada por el virus Covid-19 ha afectado al sector vitivinícola francés, que es particularmente dependiente de los sectores que, por decisión administrativa, están cerrados desde el pasado 15 de marzo de 2020 (todos los relacionados con la restauración y la hostelería), así como también de los mercados de exportación.

Además, en dicho comunicado se indica que el sector vitivinícola francés (más de 85.000 explotaciones vitícolas, cooperativas, bodegas, comerciantes de vino…), ya se había visto fuertemente afectado por la imposición de sanciones a las importaciones de vino en noviembre de 2019 que afectan a todo el país.

En su reunión con los agentes del sector, los ministros destacaron las medidas existentes y puestas en marcha por el Gobierno francés para apoyar a estas empresas, como el denominado fondo de solidaridad; los préstamos garantizados por el Estado; el aplazamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social y de impuestos; la regulación del empleo temporal o parcial, etc.).

Al final de la citada reunión, los ministros expusieron las tres medidas específicas de apoyo al sector vitivinícola, de carácter excepcional para asegurar la estabilidad del mercado y garantizar la continuidad de esta actividad económica.

En primer lugar, la medida de exención, no de moratoria o aplazamiento, de las cotizaciones a la Seguridad Social para las pequeñas empresas y pymes del sector vitivinícola.

En segundo lugar, la puesta en marcha de una destilación de crisis por importe de 140 millones de euros, de los cuales 80 millones saldrían de parte de los 280,5 M€ de los fondos comunitarios que Francia tiene asignados en su Programa de Apoyo (PASV 2020) y otros 60 millones, que se añadirán como ayuda de Estado concedida por el propio Gobierno francés a este sector.

Y, en tercer lugar, el Gobierno volverá a demandar a la UE un fondo de compensación comunitario, ante las pérdidas económicas que está soportando el sector vitivinícola por el incremento del 25% de los aranceles de la Administración Trump a las importaciones de vino tranquilo envasado francés con destino al mercado de Estados Unidos desde el pasado 18 de octubre de 2019, debido al contencioso comercial de Airbus.

Aun así, los ministros del Gobierno galo insistieron en que el plan propuesto es solo un primer paso y que habrá nuevas reuniones en las próximas semanas para fortalecer si fuera necesario el citado plan, en particular a través de una ayuda adicional a las destilerías para la fabricación de alcohol vínico.

Corto para la FNSEA

Por su parte, la principal organización agraria francesa, la Federación de Sindicatos de Agricultores (FNSEA), que presentó el pasado 6 de mayo el manifiesto “Por una soberanía alimentaria solidaria”, con propuestas para hacer frente al periodo posterior a la actual crisis sanitaria del Covid-19, reclamó a su Gobierno un plan urgente a favor del sector del vino dotado con 500 M€ de fondos nacionales.

Para la FNSEA, la demanda de vino se ha resentido considerablemente con las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus, sobre todo con el cierre de restaurantes y de los principales mercados de exportación, y con la campaña estival en peligro, con la prohibición de celebraciones públicas y privadas, etc.

Al respecto, esta federación de sindicatos agrarios considera que las medidas de flexibilidad de los Programas de Apoyo al sector vitivinícola (PASV) son insuficientes, por lo que demanda una partida nacional de al menos 500 millones de euros, con el fin de dar salida a volúmenes de vino significativos, ahora mismo no comercializables, a un precio atractivo para los productores, a través de medidas como la destilación de crisis, la vendimia en verde, el almacenamiento, etcétera.

Asimismo, la FNSEA reclama beneficios fiscales para el sector y que se busque de una vez una solución al “contencioso aeronáutico” (Airbus-Boeing) con Estados Unidos y, mientras tanto, hasta que se encuentre esa respuesta, debería crearse un fondo de compensación del arancel del 25% impuesto a los exportadores. Esta última, una medida que ya venían reclamando y que se hace en la difícil situación del sector, más acuciante que nunca.

---

La Semana Vitivinícola ha decidido, además, dado su compromiso con la información, ofrecer en abierto sus noticias mientras dure el estado de alarma nacional propiciado por la pandemia de coronavirus. Nuestros suscriptores seguirán disfrutando, en exclusiva, del acceso a las revistas en PDF y la información de Mercados.

Nueva Zelanda supera sus techos en el exterior

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Las exportaciones de vino desde Nueva Zelanda cerraron un positivo ejercicio 2019, con incrementos del 7,9% en términos económicos (hasta los 1.864,4 millones de dólares neozelandeses), acompañados de incrementos en volumen (+8,6%), con una exportación total de 279 millones de litros. Ambas magnitudes suponen los nuevos récords históricos para este país productor, centrado en vino tranquilo envasado (77% del total), aunque con un peso importante del granel (22%) en su mix. Tres mercados (EE.UU., R. Unido y Australia) concentran más del 75% de las exportaciones totales de Nueva Zelanda. Los tres aumentaron sus compras en 2019. Sin embargo, destaca, en 2019, el aumento de las ventas a Alemania (+102,7% en volumen) y a Francia (+90,9% en litros). 

Artículo completo con tablas aquí