Topic:

El enoturismo se abre paso con fuerza en la D.O.P. Valencia

 Publicado el por D.O.P. Valencia (colaborador)

El viñedo es indisociable del paisaje de la subzona del Clariano. FOTO: Miquel Francés. (photo: )

El viñedo es indisociable del paisaje de la subzona del Clariano. FOTO: Miquel Francés.

El interés creciente por la cultura del vino es en la actualidad un fuerte reclamo para aquellos turistas aficionados al vino, que quieren viajar y vivir una experiencia diferente. Conscientes del potencial y atractivo que tiene actualmente el turismo enológico, en el que además se aúna el interés por la gastronomía autóctona, el patrimonio cultural y la naturaleza del entorno, la Denominación de Origen Protegida Valencia viene ofreciendo a través de sus bodegas, diversas experiencias y rutas a través de las que el viajero puede conocer una gran parte su territorio y riqueza vitivinícola, y experimentar en torno al mundo del vino.

El enoturismo se ha convertido en un tipo de turismo que está desempeñando un importante papel en el desarrollo turístico de la zona. Cada vez son más las bodegas de la D.O.P. Valencia que se suman al turismo enológico, ofertando al viajero un atractivo programa de visitas, en el que además del paisaje cultural y vitícola de la zona y su gastronomía, se dan a conocer sus vinos, en una experiencia en la que tiene cabida y disfrute toda la familia.  De esta forma, nos encontramos bodegas que, además de las catas y maridajes para los más adultos, ofrecen también otras actividades exclusivas y divertidas para los más pequeños, como son talleres didácticos, visitas con animales, actividades al aire libre, etc. Así, las experiencias vinculadas a la cultura del vino refuerzan la imagen del mismo como elemento esencial de la Dieta Mediterránea y del patrimonio cultural valenciano.

Actualmente, en la D.O.P. Valencia destacan dos subzonas vitícolas de gran valor paisajístico, en las que se concentra la mayor parte de las visitas, y donde los turistas pueden vivir una intensa y enriquecedora experiencia enológica:

Por un lado, la subzona del Clariano, en la que nos encontramos con un territorio conformado por los términos municipales de Fontanars dels Alforins, La Font de la Figuera y Moixent, y donde la importancia de la viticultura representa un papel primordial en el campo económico y social de esta área productora, caracterizada por la belleza de los paisajes, en los que se combinan viñedos, olivos, almendros, frutales, cultivos herbáceos y pinares intercalados con sus históricas masías.

En 2011, once bodegas productoras de esta zona, unieron sinergias para crear la Asociación Terres dels Alforins, con más de quinientos viticultores, y más de cuatro mil hectáreas de viñedos, con el objetivo de proyectar su enorme potencial y darlo a conocer, fomentando además, un desarrollo del turismo sostenible. Un objetivo que sin duda se ha conseguido.

Bodegas Antonio Arráez, Bodegas Enguera, Celler del Roure, Clos de la Vall, Daniel Belda, Heretat de Taverners, Los Frailes, Los Pinos, Rafa Cambra, Torrevellisca y Bodegas La Viña son un claro ejemplo de las firmas que integran esta asociación y que apuestan por el enoturismo de calidad, ofreciendo a los viajeros vivencias únicas con el disfrute cultural y enológico del entorno.

Asimismo, en el Alto Turia, la firma Vegamar es el reclamo enológico más importante de la zona. Situada en el municipio de Calles, en un entorno privilegiado y rodeada de naturaleza, esta bodega ofrece un completo y atractivo programa de visitas, en el que además del recorrido por su impresionante viñedo y a sus instalaciones, el viajero puede disfrutar de una excelente propuesta gastronómica con una amplia degustación de sus vinos. Bodegas Polo Monleón y Santa Bárbara de Titaguas son otras bodegas situadas en este enclave privilegiado, que se suman a la propuesta enoturística del Alto Turia.

Este variado abanico que ofrece la D.O.P. Valencia, se complementa con otra zona de producción de interesantes recursos paisajísticos. Hablamos de la subzona Valentino. Un área situada en la parte central de la provincia de Valencia, que abarca las comarcas de la Hoya de Buñol, Camp de Túria y Los Serranos. Es precisamente en esta zona de Los Serranos, antiquísima zona vitivinícola de la D.O.P. Valencia, donde nos encontramos con Bodegas El Villar, en el municipio más poblado, Villar del Arzobispo. Una firma que cuenta con más de 50 años de experiencia y 1.200 hectáreas de viñedo y que desde 2004 dispone de con unas nuevas instalaciones preparadas para recibir a los viajeros dispuestos a conocer un poco más de su historia y su amplia oferta de vinos.

No hay que olvidar que la D.O.P. Valencia, diversa como es en variedades, vinos y zonas de producción, ofrece también un amplio abanico enoturístico en el que conviven (y se complementan) el turismo urbano, cultural y de compras, focalizado en Valencia, capital y sede del C.R.D.O.P.; junto con las cada vez más amplias ofertas de turismo de interior en las diferentes zonas productivas amparadas, algunas de las cuales llegan prácticamente hasta el Mediterráneo, el mar que da personalidad a los vinos de la D.O.P. Valencia.

Con el fin de seguir fomentando el interés por la cultura del vino potenciando su conocimiento y el consumo de sus vinos, siempre de una forma responsable, la D.O.P. Valencia realiza otras actividades complementarias como son los cursos de cata abiertos al público y las catas para cruceristas, que se imparten durante todo el año en la sede de este organismo, y que suponen un canal más de conocimiento para las bodegas que apuestan por el enoturismo de calidad en la D.O.P. Valencia.

Más información en www.dovalencia.info

Enate: el arte del vino, el vino del arte

 Publicado el por Bodegas Enate (colaborador)

 (photo: )

Hay un lugar donde todo confluye, donde la uva se transforma en arte y se viste con arte. El punto de partida es también el mejor de los destinos. En Bodega Enate y en sus viñedos, el viajero (ahora ya el habitante) se puede asomar a una insólita variedad de paisajes irrepetibles. Pero, en sí misma, la Bodega es un lugar hospitalario, lleno de encanto y sorpresa, y abierto a cuantos deseen saborear la belleza del arte, de la gastronomía… y del vino.

Enate amplía y desarrolla su oferta enoturística adaptándose a las necesidades y expectativas de los usuarios y clientes, ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de conocer su historia, sus viñedos, la gastronomía de la comarca y su amor por el arte, a través de múltiples experiencias que permiten descubrir nuevas emociones, sensaciones y conocimientos sobre el mundo del vino.

Así, Enate organiza visitas guiadas, de lunes a sábados, en español, francés e inglés, en distintos horarios. La visita incluye un paseo por todas las instalaciones de la bodega, siguiendo todo el proceso de la uva hasta su transformación en vino culminando con una visita a su sala de arte, una de las más importantes de Aragón y con cuyas obras se visten las botellas de Enate (Saura, Broto, Chillida, Tàpies, etc.). Al final de la vista, el turista terminará su viaje con la cata de dos vinos. El precio de esta actividad es de 7€, y existe la posibilidad de realizar la visita guiada con la cata de los dos vinos acompañada con una degustación de jamón ibérico, por 10€.

Por otro lado, y por 18€, el primer sábado de cada mes, Enate pone a disposición del enoturista la posibilidad de descubrir todos los rincones y detalles sobre la elaboración de sus vinos, culminando su visita con una cata técnica donde podrá conocer más profundamente cinco de sus vinos. Esta inmersión enológica, llena de contrastes, intenta crear en el enoturista toda una amplia variedad de sensaciones. A lo largo del año también se puede disfrutar de toda una experiencia gastronómica, a través de catas sensoriales basada en los contrastes aromáticos entre el vino y el chocolate; y, en la época de la vendimia, se pueden conocer más profundamente 5 de nuestros vinos y probar las variedades de uvas utilizadas para la elaboración de los mismos. Estas actividades se realizan puntualmente y se anuncian a través de la página web de la bodega: www.enate.es

Para los amantes del vino y la naturaleza, Enate ofrece una actividad estacional de abril a octubre, Experiencia Entre Viñedos, para que los visitantes puedan, de la mano del equipo de viticultura, visitar los viñedos en vehículo adaptado, culminando la experiencia con un almuerzo campero maridado con vinos Enate. Esta visita tiene un coste de 50€ por persona.

Y por último, se puede completar la Experiencia Enate disfrutando del menú maridaje en el comedor privado de la bodega, contemplando las vistas al viñedo.

Todas las actividades son bajo reserva previa.

Enate, una de las bodegas más emblemáticas del Somontano, tiene una dilatada trayectoria elaborando vinos de calidad. Dentro de la estrategia de la bodega, el concepto de calidad no se detiene en el vino como tal, sino que su filosofía se traslada a distinguirse dentro del mundo del vino a través de su inescindible maridaje con el arte, esencia de su carácter y seña de identidad en el tiempo.

Página web: www.enate.es

Facebook: www.facebook.com/BodegasEnate/

Instagram: www.instagram.com/bodegaenate/

Twitter: twitter.com/bodegaenate

Enoturismo en Finca Villacreces

 Publicado el por Finca Villacreces (colaborador)

 (photo: 1996-98 AccuSoft Inc., All right)

Escondida tras un pinar de más de dos siglos de antigüedad, encontramos Finca Villacreces, un entorno natural de indescriptible belleza, bañado por el río Duero, que alberga 15 parcelas de viñedo singular y que ofrece una oferta enoturística basada en la cultura del vino, las experiencias y el contacto con el entorno. Un paisaje de ensueño abraza la bodega, cuya historia se remonta al siglo XIII, cuando una congregación cisterciense erigiera en este paraje un pequeño monasterio. De aquella época permanecen pocos vestigios puesto que, tras la desamortización de Mendizábal, dicho monasterio desapareció y Finca Villacreces pasó a ser una finca de recreo del segundo Marqués de Alonso-Pesquera.

“La joya escondida de la Ribera del Duero”, así es como la definió el influyente crítico norteamericano Robert Parker, es en la actualidad una de las bodegas con más proyección de la D.O. Ribera del Duero, tanto en la elaboración de grandes vinos como en su apuesta por la cultura del vino. Las puertas de Finca Villacreces están abiertas a todas aquellas personas que buscan conocer la historia que se esconde detrás cada una de las botellas de vino elaboradas con paciencia y mimo. Experiencias enfocadas a la creación de un enoturismo de calidad, cuidado hasta el más mínimo detalle. Un servicio que busca la excelencia, la cercanía y hacer vivir una experiencia única a todo aquel que se acerca a conocerla.

Las visitas, siempre en grupos reducidos, constituyen un completo y didáctico recorrido siguiendo las principales fases de la elaboración del vino, desde la cepa hasta la copa.

Se ofrecen dos modalidades de visita: “Villacreces” y “Artevino”. La primera ofrece una cata de los dos principales vinos de la bodega: Pruno y Finca Villacreces; acompañados por un aperitivo compuesto por productos de la zona y una degustación de aceite. La experiencia Artevino se entiende como una visita contextualizando las cuatro denominaciones de origen en las que el grupo bodeguero tiene presencia: Ribera del Duero, Rioja, Rueda y Toro. El broche final lo ponen los cuatro vinos de cada una de las DD.OO. maridados con cuatro quesos provenientes en cada una de las regiones vinícolas.

Una de las experiencias más atractivas a realizar en Finca Villacreces es la denominada “Picnic sobre ruedas”. Una actividad que permite recorrer, en bicicleta eléctrica, el amplio espacio de la finca que comprende viñedos, un pinar bicentenario y la ribera del río Duero. Dicho paseo finaliza en los jardines de la bodega con una completa cesta de picnic donde disfrutar de unas maravillosas vistas los viñedos que la rodean. Además de ofrecer un servicio de actividades lúdicas, también dispone de servicios profesionales para empresas gracias a los diferentes espacios, salas de reuniones, un comedor privado donde acompañar el vino de Finca Villacreces con la mejor gastronomía de la zona y actividades exclusivas para grupos de empresa.

Más información en la web www.villacreces.com

 

Txakoli, paisaje y naturaleza dialogan en Bodega Berroja

 Publicado el por Bodega Berroja (colaborador)

 (photo: )

Bodega Berroja, es una bodega familiar, ubicada en plena Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en un espectacular paraje, con unas amplias vistas hacia el entorno natural en el que está enclavada. Conforma un viñedo de montaña, con una superficie total de 26 hectáreas, distribuido en diferentes parcelas, sobre las que se asienta la variedad autóctona Hondarrabi Zuri, que es la base para la elaboración de sus txakolis: Aguirrebeko y Berroja.

Desde su creación en el año 2001, trabajan en el desarrollo de actividades enoturísticas, en las que se puede disfrutar del txakoli, la naturaleza y el paisaje que rodea a la bodega, así como de la particularidad de la propia Reserva de la Biosfera. Así, el ocio y el recreo se llevan a cabo con criterios de sostenibilidad, trabajando de forma exclusiva con los clientes que buscan una experiencia relacionada con el txakoli y la degustación de los exclusivos y especiales productos artesanos que se obtienen en la propia Reserva (queso, bonito pescado artesanalmente, las alubias y pimientos de Gernika…).

También disponen de servicios complementarios relacionados con deportes de naturaleza, senderismo, BTT, rutas, paseos en ría o en mar, con avistamientos de cetáceos y aves acuáticas de alto interés ornitológico, juegos de caserío, así como con el hospedaje en hoteles rurales de encanto, en parajes singulares.

Por otra parte Berroja cuenta con una serie de espacios sociales, para la celebración de eventos diversos, tanto de empresa, de “team building”, presentaciones de productos, bodas y demás eventos de familia.

Su proximidad a Bilbao (a media hora en coche), le permite ser una puerta de entrada para el disfrute de unas jornadas de ocio en un paraje natural de excepcional valor ecológico, en el que la experiencia personal se resume en el lema de la explotación: ser “un privilegio para los sentidos”.

Más información en www.bodegaberroja.com

Conoce en Abadal la esencia de una tradición vitivinícola secular

 Publicado el por Abadal (colaborador)

 (photo: jordielias@jordielias.net)

Abadal, rico en esencias y tradiciones, ofrece un abanico de matices para enriquecer la experiencia y disfrute de los amantes del vino. La huella de la tradición y la autenticidad nos traslada al corazón del Bages, Cataluña, donde el tiempo se detiene en un mar de viñedos y hace de Abadal una visita indispensable.

Abadal nace en 1983 con el firme propósito de expresar con sus vinos la singularidad del Bages, una comarca con larga tradición vinícola. La recuperación de variedades autóctonas (como la Picapoll o la Mandó), el trabajo en parcelas de viñedo que atesoran la rica diversidad de este territorio y la búsqueda de un perfil auténtico en sus vinos reafirman la apuesta de Abadal por diferenciarse a través de su identidad. El proyecto se desarrolla en Santa Maria d’Horta d’Avinyó, en torno a la masía donde la familia ha elaborado vinos durante más de 8 siglos.

Para acercar al visitante a esta esencia, ofrecen experiencias enoturísticas de proximidad entre las que destacan la visita guiada a la bodega y a la masía Roqueta del siglo XII; la visita gourmet, con una cata exclusiva de sus mejores vinos; o la ruta de las barracas de viña, para dar a conocer el rico patrimonio de estas construcciones únicas de piedra seca. Asimismo, programan actividades especiales en época de vendimia para hacer partícipes a los visitantes de uno de los momentos más importantes del año.

Abadal

08279 Santa Maria d’Horta d’Avinyó (Barcelona)

Tel. 93 874 35 11

Reserva de visitas: Tel. 93 820 38 03

visita@abadal.net  

www.abadal.net