Topic:

Fivin defiende los beneficios de un consumo moderado de vino en un entorno de alimentación saludable y placentera

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (Fivin) ha colaborado en el primer Congreso de las Sociedades de Bioquímica y Biología Molecular de Francia, Portugal y España (FEBS3+), una cumbre de alto nivel científico en la que han participado más de 700 expertos de todo el mundo en bioquímica y biología molecular.

La Fundación ha estado presente en todos los actos llevados a cabo durante el congreso, celebrado entre los días 23 y 26 de octubre en Fira de Barcelona. El Premio Nobel de Medicina, Jules Hoffmann inauguró el FEBS3 +. El Dr. Homffmann recibió el prestigioso Nobel en 2011 por su descubrimiento de los mecanismos moleculares de activación de la inmunidad innata.

La Fundación para la Investigación del Vino y la Salud ha participado en este evento internacional facilitando información a los asistentes en relación con los últimos estudios realizados, internacionalmente, sobre los aspectos beneficiosos del vino en el organismo humano.

La Dra. Anna Tresserra, investigadora del Departamento de Nutrición, Ciencias de la Alimentación y Gastronomía de la Universidad de Barcelona y colaboradora de Fivin, formó parte de la mesada redonda “Alimentación saludable y placer”, explicando los beneficios del consumo moderado de vino en alimentación mediterránea.

Durante el congreso, la Fundación colaboró con la organización de una cata de vinos al que asistieron los ponentes internacionales del FEBS3 + y en una degustación de cava para todos los asistentes ofrecida por el C.R. Cava. Médicos, investigadores y científicos que abordaron los avances y las líneas de investigación más significativas actualmente en áreas del conocimiento como el metabolismo integrativo, la regulación génica, la ingeniería celular, la biofísica molecular y otras.

Caracterización de cinco genotipos relictos de vid, localizados en CLM

 Publicado el por Juan Luis Chacón (colaborador), Jesús Martínez (colaborador), Adela Mena (colaborador), Pedro Miguel Izquierdo (colaborador), José Pérez (colaborador), Isidro Hermosín (colaborador), Sergio Gómez (colaborador), Esteban García (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La región de Castilla-La Mancha, con una antigua y gran tradición vitivinícola, está situada en el centro de la península Ibérica. Tiene una superficie cultivada de 440.438 ha (7% del viñedo mundial y el 46% del viñedo de España), de las cuales el 47,7% corresponden a la variedad Airén.

Durante los últimos años, los trabajos de prospección y caracterización varietal llevados a cabo por el IVICAM han permitido la identificación de nuevos genotipos de vid. Paralelamente, los gustos de los consumidores han evolucionado con el tiempo; actualmente las preferencias, además de la calidad, tienen en cuenta la diversidad y personalidad de los vinos. Por tanto, el surgimiento de nuevos cultivares proporciona una gran oportunidad para ampliar el catálogo de vinos varietales regionales y de esta forma, contribuir a satisfacer las nuevas tendencias del mercado.

Revitalización del terroir en viñedos ante la desertificación

 Publicado el por Malafosse M. (colaborador), Shkarupilo L. (colaborador), Garrido S. (colaborador), Giner J. (colaborador), Aleixandre J.L. (colaborador), Soriano M.D. (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La desertificación y la degradación de los suelos agrícolas será probablemente uno de los mayores problemas que tendrá que afrontar la humanidad en un futuro próximo. El grupo de investigadores CSFD (Commité Scientifique Français de la Désertification) estima que el 40% de la superficie de la Tierra emergida está amenazada y apuntan que 100 países del mundo estarán afectados, entre ellos, países del sur de Europa, tales como España. La climatología árida y semiárida en España es un factor importante del riesgo de desertificación que además se agudiza con el cambio climático global. Un informe del Ministerio del Medio Ambiente de 2016 indica que en el horizonte de 2100 cerca del 38% de la superficie de España estará en riesgo de desertificación debido al aumento de la aridez que afectará al 71% del territorio.

El factor humano también tiene su importancia en el proceso de desertificación. La manera de cultivar los viñedos labrando continuamente, eliminando todo tipo de aporte de materia orgánica y todo tipo de hierbas, es un factor de degradación y de pérdida de vitalidad de los suelos. El deterioro del suelo empieza por la bajada del nivel de materia orgánica y la desaparición progresiva de los organismos vivos que no tienen substratos para alimentarse. Cuando la materia orgánica desaparece, el suelo pierde su estructura y se hace muy erosivo. Las aguas de las lluvias se llevan con facilidad los elementos finos del suelo dejando in situ solo los elementos gruesos inertes. Ya se observan en la mayoría de los viñedos españoles fenómenos de erosión que ponen los cultivos en peligro. Por eso merece la pena reflexionar sobre las estrategias de cultivo y pensar en cómo se puede proteger este medio tan sensible en zonas mediterráneas.

El material vegetal, una herramienta de adaptación agronómica frente al cambio climático

 Publicado el por R. Savé (colaborador), F. de Herralde (colaborador), C. Domingo (colaborador), X. Elorduy (colaborador)

Artículo con tablas en PDF adjunto.

La agricultura convencional ha apostado tradicionalmente por la productividad con la ayuda de la tecnología. Sin embargo, desde una posición más serena, han emergido los objetivos de calidad hacia una agricultura sostenible (capaz de producir, de alimentar y de generar otros bienes y servicios a la población sin comprometer ni los hábitats ni los recursos de las futuras generaciones). Es la llamada, desde los años 90, agroecología, (Gliessman, S.R. 1990).

Así, se ha pasado de los grandes conceptos asociados a la revolución verde del siglo pasado, que preconizaban que la tecnología ofrecía soluciones para todo a todos (Reguant & Savé 2016) a la más reciente tecnología, que se ha orientado a nuevas estrategias de lucha contra las plagas y a técnicas de producción amables con el medio ambiente.

De este modo, se van extendiendo métodos como la producción integrada, se están generalizando las prácticas de no laboreo y se están desarrollando el conjunto de técnicas de la llamada agricultura de precisión, la cual modula y pondera el uso de cualquier insumo, ya sea agua o un producto fitosanitario, a los requerimientos precisos del cultivo en un momento determinado, los cuales son detectados con sensores sobre el cultivo o mediante diversas señales ópticas y gestionados con las más avanzada técnicas de la información y la comunicación.

Estrategias de sanidad vegetal adaptadas a los distintos tipos de viticultura

 Publicado el por AgrichemBio (colaborador)

AgrichemBio cuenta con una guía de tratamientos para el viñedo a disposición de sus clientes. (photo: )

AgrichemBio cuenta con una guía de tratamientos para el viñedo a disposición de sus clientes.

Nuestros productos en una viticultura razonada, ecológica, convencional o biodinámica permiten maximizar la rentabilidad de nuestros viñedos, proporcionando un producto de calidad que le permite diferenciarse en los mercados. Ante las diferencias entre los distintos tipos de viticultura que nos encontramos en toda nuestra geografía nacional, sería muy difícil marcar un calendario de tratamientos según el estado fenológico del cultivo que fuese válido para las diferentes zonas de cultivo de la vid. Para ello es indispensable tener en cuenta las condiciones climatológicas, el terreno y el tipo de viticultura que se practica en la parcela sobre la que tenemos que decidir la estrategia de sanidad vegetal a emplear. Teniendo siempre presente un objetivo común: “conseguir el máximo rendimiento con la máxima calidad posible”.

Beneficios de aplicar una estrategia de tratamientos ecológica:

Los resultados de emplear productos y técnicas de cultivo “biorracionales” o aptos para una viticultura ecológica nos facilitarán una uva más saludable, libre de residuos con un mayor respeto al medio donde se encuentran nuestros viñedos, consiguiendo potenciar la expresión de nuestra tierra de una manera más natural.

En función de las diferentes viticulturas tendríamos que adaptar la estrategia de trabajo. Estas se deberán adaptar a las particularidades de la finca así como al punto de partida sanitario de la misma.

Es prioritario a su vez tener en cuenta los recursos de que se dispone y el tipo de vino a elaborar con la uva y su posicionamiento en los mercados.

Es diferente tener 50 hectáreas en terreno llano y aireado con captación de agua dentro de la parcela, que 50 ha de viticultura de montaña diseminadas en varios municipios, con giros imposibles para la maquinaria y con un punto de toma de agua a 1 hora de distancia. Todo ello marcará nuestra capacidad de reacción y condicionantes de partida que serán los factores determinantes para conseguir el éxito en nuestra estrategia ecológica.

Ejemplo de productos AgrichemBio para viticultura ecológica:

- Aplicación de cicatrizantes en los cortes de poda. Básico, si queremos prevenir las enfermedades de madera en nuestras plantaciones y mantenerlas con una buena productividad cualitativa y cuantitativa hasta el final de la vida útil del cultivo.

- Agratio®, polisulfuro de calcio. Con este tratamiento conseguimos partir todos los años con un material vegetal sano, libre de formas hibernantes de oídio como cleistotecios o problemas como excoriosis. Se está registrando para su uso en vegetación a dosis de 1 al 1,5% con buenos resultados en el control de oídio y como antiesporulante para mildiu.

Estrategia durante el cultivo:

Para mejorar la eficacia de los fitosanitarios recomendamos el empleo de productos a base de derivados terpénicos de origen natural, como el Heliosufre® y Nufilm 17®. En caso de agricultura integrada, se pueden combinar tratamientos sistémicos con desecantes naturales como Bioverd C® o Vitisan®, ambos basados en hidrogenocarbonatos.

Estos tratamientos se potencian con Actileaf®, levadura inactivada Cerevisane, que actúa como elecitor sistémico de los mecanismos de defensa y promotor de fitoalexinas para aumentar el control y resistencia a enfermedades como oídio, mildiu o botrytis.

Lepinox® Plus, Bacillus thurigensis para el control de Lobessia botrana.

Polyversum®, antibotrítico sin residuos a base de Phitium oligandrum, que posee un modo de acción múltiple para el control de Botrytis cinerea.

Más información en www.agrichembio.com