Topic:

España perdió un 9,6% de cuota de importación de aceite en EE.UU.

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Las importaciones de aceite de oliva en Estados Unidos (primer comprador mundial) descendieron durante la pasada campaña 2012/2013 un 5,8%, hasta un total de 298.829 toneladas, según las estadísticas facilitadas por el Consejo Oleícola Internacional (COI). En ese contexto, la fortísima reducción de producción experimentada en España en esa campaña, junto con la competencia de otros productores, el aceite de oliva español experimentó una notable caída, del 36,5%, perdiendo 9,6 puntos porcentuales en su cuota de participación en este mercado, dominado claramente por Italia.

Así, la cuota de España en el mercado de aceite de oliva importado por EE.UU. en 2012/13 se situó en el 19,7%, la más baja de las últimas campañas, dando oportunidades a países competidores, como Grecia o los del ámbito del Magreb o Turquía. Hay que tener en cuenta que el mayor volumen de aceite español adquirido por el sector estadounidense se registró en la campaña 2011/12, con 92.850 toneladas y una cuota del 29,3%.El principal proveedor de aceite de oliva a EE.UU. sigue siendo Italia, que ha conseguido mantener un volumen más o menos estable en el entorno de las 150.000 toneladas. En 2012/13 sus volúmenes se redujeron un 6,3% frente a 2011/12, hasta las 145.365 toneladas, pero su cuota de mercado no varió apenas (quedó en 48,6%).

El tercero en discordia es el aceite de oliva tunecino, con 35.519 toneladas importadas en 2012/13, prácticamente el mismo volumen que en la campaña precedente. Su participación es ya del 11,9% en este mercado estratégico para cualquier productor mundial.

En el gráfico adjunto se puede observar la estabilidad de Italia, junto con la evolución más dinámica de España y los incrementos en las últimas campañas del aceite de oliva con origen en las almazaras de Túnez.

El canon de arrendamiento del olivar de transformación en secano cae un 1,47% en 2012

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Los cánones de arrendamiento rústico a nivel general retrocedieron en España durante el año 2012 un-2,4% respecto a los datos registrados en el ejercicio anterior, situándose el valor medio en 153 euros/ha en términos corrientes, según recoge la encuesta de cánones de arrendamiento rústico, del Magrama. En este contexto negativo, el olivar de transformación en secano presenta una evolución mejor a la media, pero también en retroceso frente a los valores de 2011.

Así, los datos ofrecidos por la Secretaría General Técnica del Ministerio señalan que el arrendamiento medio en españa del olivar destinado a la producción de aceite de oliva quedó establecido en 250 euros por hectárea, un 1,47% más barato que el canon medio de 2011. El año 2012 fue el quinto ejercicio consecutivo con descensos en el canon de arrendamiento de olivar y los 250 €/ha suponen retroceder en valor prácticamente una década (hasta los 251 €/ha pagados de media en 2003).El canon de arrendamiento rústico se define como el pago que realiza un agricultor a un propietario por el uso de parte de sus tierras; de manera que, durante el tiempo que dura el acuerdo, dichas tierras forman parte de los medios de producción de la explotación que gestiona el agricultor.

Aproximadamente el 28/30% de la superficie agraria útil en España figura bajo el régimen de tenencia en arrendamiento.

Cada 7 dias 23-01-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto

Cada 7 dias 16-01-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Reparto de 128,5 M€ para reconversión y reestructuración de viñedo en el ejercicio 2014

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, celebrada los días 20 y 21 de enero, entre el Ministerio de Agricultura y los consejeros del ramo de las CC.AA. acordaron, como ya adelantó la SeVi, la distribución inicial de 128,53 millones de euros para la medida de reestructuración y reconversión del viñedo para el ejercicio de 2014 (16 de octubre de 2013 a 15 de octubre de 2014).

El presupuesto para esta medida es ligeramente superior a la asignación inicial del anterior ejercicio 2013 y representa un 36,4% de los fondos comunitarios destinados al Programa de Apoyo al sector vitivinícola, pero se queda un 21,5% y casi 35,22 millones de euros por debajo de los fondos finalmente ejecutados en ese ejercicio (163,79 M€, según datos del FEGA), tras nutrirse de los trasvases de fondos sobrantes de otras medidas.

No obstante, se trata de una distribución inicial de fondos para una medida que en anteriores campañas siempre ha recibido fondos del resto de medidas del Programa de Apoyo, y lo mismo podría suceder en 2014, que percibiese fondos sobrantes de la promoción o de la destilación de subproductos (los únicos que pueden ser trasvasados en el ejercicio actual).

Sin los 142,749 M€ del Pago Único, que representan el 40,43% del Programa de Apoyo al sector en este ejercicio y que el año que viene se diluirán en el régimen de los nuevos pagos directos de la nueva PAC, se contaría con unos 210,33 millones de euros.Los criterios de reparto de los fondos asignados para la medida de reestructuración y reconversión de viñedo entre las CC.AA. productoras son los que se acordaron en la Conferencia Sectorial de 9 de julio de 2012. Y así, un 65% se han distribuido en función de la superficie plantada de viñedo de cada comunidad autónoma a 31 de julio de 2013; otro 18% según la inversa del valor medio de la producción autonómica (20% en 2013); otro 10% en función del vino declarado en 2012/13 con Indicación Geográfica en una comunidad autónoma respecto a su producción total de vino (8% en 2013); otro 2% se asignaron en base a las superficies de Galicia, Canarias y Baleares para tener en cuenta el sobre coste (atomización de las parcelas, insularidad…) que soportan estas regiones, y el 5% restante para las hasta ahora regiones de convergencia (hasta 2013 fueron consideradas así en España, Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura y Murcia, que contaban con una financiación comunitaria máxima de un 75%, en vez del 50% para el resto de regiones), en base a la superficie de viñedo en estas CC.AA. a 31 de julio de 2013.