Topic:

Rivercap (Grupo Sparflex) estará presente en Simei (Milán)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Rivercap estará presente en el Salón Internacional de Máquinas para la Enología y el Embotellado (Simei), que se celebra del 12 al 16 de noviembre en Milán (Italia). En el pabellón francés (Hall 13- stand N06), la empresa alavesa, especializada en diseño y producción de cápsulas, expondrá sus novedades junto a tres empresas del Grupo Sparflex: Lithobru (etiquetas), Linea (diseño y packaging) y Sparflex (bozales).  Simei, tras 50 años de su lanzamiento, está considerado como un evento de referencia del sector. El perfil de los expositores responde a fabricantes de máquinas, equipos, accesorios y productos para la enología y para la producción, elaboración, embotellado y empaquetado de bebidas, como es el caso de las empresas del Grupo Sparflex, situadas todas ellas en lugares estratégicos del sector vitivinícola y cada una con su especialidad:
Sparflex: Fundada en Epernay (Champagne) en 1984 por Michel y Jocelyne Soutiran, que entienden que el packaging no responde sólo a exigencias de protección, conservación y seguridad sino que debe ser ante todo, la expresión de la marca. En la actualidad, Sparflex ofrece a sus clientes un servicio de creación y producción de cápsulas y bozales de alta gama para champagne, cavas y vinos espumosos.
Lithobru: Fundada en Cognac en 1865, está especializada en la impresión de packaging para las marcas premium de vinos y bebidas espirituosas; etiquetas adhesivas y encolables, cajas, estuches y tubos. Impresiones offset con dorado, estampación en caliente, barniz y UV.
Linea: Fundada en Champniers (Spirit Valley) en 1979, es una agencia de diseño, especializada en el packaging de vinos y bebidas espirituosas y en el desarrollo de identidades visuales. La agencia se ha implicado en numerosos proyectos y ya ha colaborado con muchos grupos.
Rivercap: Fundada en Lapuebla de Labarca (D.O.Ca. Rioja) en 1990 por Enrique Echepare, está especializada en diseño y producción de cápsulas para vino y espirituosos. Posee las técnicas más sofisticadas en innovadoras capaces de ofrecer un producto diferenciador y a medida de las necesidades de cada bodega. Rivercap forma parte de Grupo Sparflex desde abril de 2010.
Más información en www.rivercap.com

Nace ‘Catavinos’, el boletín digital de la Unión Española de Catadores (UEC)

 Publicado el por SeVi (colaborador)

De periodicidad mensual, `Catavinos` incluirá entre sus secciones habituales un repaso tanto de las actividades que programa semanalmente la Unión Española de Catadores (UEC) como de las noticias que copan la actualidad del sector vinícola y gastronómico.
Una publicación dinámica, “Catavinos UEC”, cuyo lanzamiento coincide con el anuncio de la duodécima edición del considerado como buque insignia de la Unión Española de Catadores, el Concurso Internacional de Vinos Bacchus, un certamen que convertirá un año más a Madrid entre los próximos 14 y 18 de marzo en capital mundial del vino.
“Descorches”, con los más recientes descubrimientos vinícolas de las presentaciones que desarrolla la UEC, “Agenda de eventos”, con el más completo calendario de citas imprescindibles dentro del mundo alimentario, o “Gastro UEC”, con reseñas de alguno de los estrenos culinarios más recientes en nuestras latitudes, serán alguno de los atractivos de `Catavinos UEC`.
Fundada en el año 1985 con el objetivo de promocionar la cultura del vino y otros alimentos y bebidas a través del análisis sensorial, la Unión Española de Catadores es a día de hoy una de las instituciones de referencia en lo que a formación y divulgación de la calidad de nuestros alimentos y bebidas se refiere. Catas dirigidas, organización de certámenes de calidad (Premios Baco, Albariños al Mundo y el mencionado Bacchus) y el control de calidad desde un punto de vista organoléptico contando para ello sus propios paneles de expertos son las tres líneas maestras con las que cuenta esta asociación sin ánimo de lucro presidida en la actualidad por Fernando Gurucharri.
Más información en www.uec.es o en el teléfono +34 914293477.

Finca Moncloa recupera la ‘olvidada’ Tintilla de Rota en su nuevo Tintilla de Rota Dulce 2011

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Tintilla de Rota 2011, de Finca Moncloa (González Byass), vino dulce tradicional de elaboración artesanal y de producción muy limitada, llega al mercado siguiendo antiguas elaboraciones. La plantación de variedades tintas por parte de la familia González en Arcos de la Frontera permitió recuperar la Tintilla de Rota, variedad autóctona que estaba casi en el olvido y que, durante los siglos XVIII y XIX, abarcaba una importante extensión en la villa de Rota y otros municipios de la zona de Cádiz.
Tintilla de Rota 2011 se elabora siguiendo el sistema tradicional que González Byass empleaba en el siglo XIX y que Manuel María González recogió en su libro sobre el Jerez, dejando sobremadurar primero la uva en la cepa y sometiéndola después de la corta manual a “soleo” durante 3 a 4 días sobre tiras de esparto hasta alcanzar el grado de dulzor adecuado. Tras el despalillado y estrujado de la uva, se deja que comience la fermentación sobre sus hollejos hasta alcanzar entre 4 y 5 grados de alcohol. A continuación se descuba y se prensa y se añade alcohol vínico hasta una graduación final entre 14 y 15 % de alcohol. Se deja reposar durante unos meses en depósito y se pasa a barricas de roble para su crianza. El resultado, tras una crianza de 18 meses en barricas de roble francés, es un vino de intenso color cereza con tonos púrpura. Con aroma a ciruelas, cacao y madera noble, elegante, suave y persistente en boca, que lo hacen un vino de postre ideal.
Este vino dulce que González Byass comenzó a elaborar en 1841, y por el que se convirtió en proveedor oficial de la Casa Real en tiempos de S. M. la Reina Isabel II de España en 1851, supone la recuperación de una variedad a punto de extinguirse por el predominio en la región de las variedades utilizadas para la elaboración de los vinos de Jerez. La apuesta que la familia González hizo por el vino tinto de Cádiz con Finca Moncloa, permitió rescatar esta singular variedad cuando se decidió plantar un total de 3 hectáreas en el año 2002. Se recuperaba, de este modo, una tradición y memoria casi olvidada.
Cuenta atrás para la vuelta del luminoso de Tío Pepe a Madrid
Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid ha concedido la licencia de obras que permite el comienzo de las obras para la instalación del luminoso de Tío Pepe en su nueva ubicación. Puerta del Sol número 11 acogerá en unos meses al icono que ha sido declarado rótulo publicitario histórico de la ciudad y que, desde mediados de los años 40, ha coronado esta plaza madrileña, siendo testigo de importantes acontecimientos históricos. Tras casi tres años lejos de la Puerta del Sol de Madrid, el luminoso de Tío Pepe volverá rejuvenecido y adaptado a las particularidades de su nueva ubicación tras someterse a una minuciosa tarea de restauración. Las letras del luminoso lucirán como nuevas, tras haber sido lijadas, pintadas y con neones nuevos. Por otra parte, el peso de la estructura se aligerará mediante el uso de perfiles laminados tubulares huecos unidos mediante soldadura y anclajes sobre unos refuerzos que abrazan la estructura original del edificio sin alterarla.
Aunque serán las terceras navidades sin el luminoso de Tío Pepe, comienza la cuenta atrás para que la botella de fino, vestida con chaquetilla, sombrero y guitarra, vuelva a coronar y brillar en la Puerta del Sol de Madrid, volviendo a formar parte de la imagen de la ciudad y recuperar, así, una de las postales más representativas del paisaje madrileño.

David Pascual Rodríguez gana el 13º Premio de Enología Jaume Ciurana

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El miércoles 23 de octubre se entregó en la Facultad de Enología de la Universitat Rovira i Virgili (URV) el 13º Premio Jaume Ciurana al estudiante David Pascual Rodríguez, de Monforte de Lemos (Lugo). El premio, que convoca anualmente la Facultad de Enología de la URV, con el patrocinio de Rius&Rius Asesores, está dotado con 3.000 euros y en esta ocasión, y de forma extraordinaria, actuó como presidente del jurado Javier Pagés, presidente de la Federación Española del Vino (FEV).
El jurado valoró el expediente académico universitario ponderado de los candidatos, su currículum, y el informe confidencial de la Comisión de Enseñanza de Enología. Además, en las dos últimas ediciones se ha incorporado un nuevo criterio, consistente en el proyecto profesional del candidato, en el que este detalla sus expectativas en el futuro cercano y, eventualmente, la utilización de la dotación económica del premio dentro de este proyecto.
Pagés estuvo acompañado en el jurado por Joaquim Vía, miembro del Consejo Social de la URV; Xavier Ybargüengoitia, exdirector general de Estates&Wines; Joan Miquel Canals, decano de la Facultad de Enología de la URV; y Santi Rius, representando la consultoría patrocinadora.
La entrega del premio concluyó con la conferencia magistral “El vino. Pasión y diversidad. La estructura del sector en el siglo XXI”, que desarrolló Xavier Ybargüengoitia.
Desde aquí felicitamos al ganador del premio, David Pascual Rodríguez; a la universidad tarraconense, por la implicación en la organización del mismo; y a Rius&Rius Asesores que, como empresa referente en el sector, contribuye no tan solo a incentivar la formación de los enólogos, sino también a fomentar, potenciar y mejorar el futuro del sector vitivinícola.
 

José Vicente Guillem, ingeniero agrónomo y Premio Digne del Vi del Aula Vinícola: `Hay que internacionalizar el producto e introducir vinos

 Publicado el por

Le caracterizan la honestidad, la capacidad de trabajo y, sobre todo, su espíritu de servicio. José Vicente Guillem, es una de las voces más respetadas en el mundo del vino en la Comunidad Valenciana, ha sido galardonado con el premio Digne del Vi en el XXX aniversario del Avla Vinícola por sus 40 años de dedicación al impulso y la mejora de los vinos valencianos. "De pequeño, en mi casa siempre había en la mesa un trozo de pan y un vaso de vino”, recuerda cuando se le pregunta por su motivación. En un acto reciente celebrado en Benlloch (Castellón) en el marco del I Encuentro Internacional del Vino (BIWM), el ingeniero agrónomo ha destacado la calidad que ya tienen los Vins de la Terra de Castelló y ha aplaudido el esfuerzo que está haciendo el Ayuntamiento de Benlloch para potenciar la viticultura en la zona. Dos bodegueros (Mas de Rander y La Mariana) y un viticultor (Jesús Andreu), todos enraizados en Benlloch, dialogan con él y dan forma a la siguiente entrevista.

¿Qué rasgos pueden distinguir la Indicación Geográfica Protegida Vins de la Terra de Castelló?
La distingue una especificidad. Castellón siempre ha tenido viñedos estratégicamente situados que han dado valor económico, ya desde la época de la orden de Montesa. La importancia de la uva macabeo en la zona de Sant Mateu o de la monastrell en la zona de Les Useres-Vilafamés y el Palancia, las tres zonas clásicas de vino en Castellón, ha servido para lograr una especificidad con una gran aceptación social y un importante valor económico gracias al esfuerzo del sector, así como una gran calidad. De hecho, los vinos de Castellón compiten ya con algunas denominaciones de origen.

Dentro de esta I.G.P. se pueden establecer tres áreas geográficas ¿qué aporta cada una?
Pues la zona de Sant Mateu aporta el carácter propio de un vino blanco singular, importante. La zona de la Plana de l’Arc, por su parte, ha logrado con la variedad Macabeo pasar de un vino de licor a un vino de consumo en mesa. Por su parte, la zona del Palancia ha logrado también una personalidad propia con la mezcla de variedades clásicas y nuevas dentro de un concepto de explotaciones familiares. Es decir, existe una misma expresión del vino, pero con aspectos diferenciados.

¿Se puede construir un modelo de desarrollo local sobre el vino?
Creo que la viticultura es un valor importante en el desarrollo rural desde ese punto de partida que es el viñedo. El sector vitivinícola puede revitalizar una zona rural, no solo por la producción agraria y los puestos de trabajo que genera directamente, sino por el desarrollo del sector turístico que puede suponer para los municipios de su entorno. Alrededor de la viticultura se puede generar una industria turística que ofrezca patrimonio, historia, enoturismo, gastronomía, o cultura a los visitantes y ponga en valor ese lugar, ya que la viticultura va unida a un territorio, a un paisaje. Para ello es necesaria la colaboración entre el sector privado y el público y que sepan cada uno donde puede llegar.

¿Qué papel juega el Ayuntamiento de Benlloch en la dinamización de este proyecto vitivinícola?
Es de agradecer y mucho la idea de poder plasmar y ejecutar un proyecto de este tipo con catas de carácter internacional, actos importantes del Aula Vinícola, uno de los referentes a nivel estatal del sector del vino, y al mismo tiempo programar un concierto, una sinfonía musical para acompañar a una sinfonía de olores y sabores. Es muy importante que el Ayuntamiento de Benlloch haya dado el paso, por que es de esta forma como se empieza a hacer camino, tal y como sucede con la Feria de Requena, que de no haber sido por sus precursores hace más de 60 años, ahora no existiría. El buen vino de Benlloch tiene posibilidades de proyectarse, así que es de agradecer, aún más, el esfuerzo municipal. Con la celebración de este acto se rompe la política de campanario. Hay que recordar que ya fue el Ayuntamiento el que envío una botella de vino para participar en un certamen de vinos en el sigo XIX.

Efectivamente, y fue entonces, en 1877, cuando el vino de Benlloch obtuvo un premio nacional del vino en Madrid ¿considera que es un referente para avalar la calidad y productividad de estos vinos?
Sí, creo que cualquier premio hace historia y es una base para lo que se está haciendo ahora. Benlloch aparece en los libros de enología lo que hace que no parta desde cero. Es una zona de emprendedores y han visto la posibilidad de devolver al sector vitivinícola la importancia que tenía en aquel tiempo.

Oporto, Vino de Madeira, Vinho Verde, Douro, Moscatel de Setúbal… Portugal se caracteriza por la segmentación del mercado ¿qué ventajas tiene este modelo?
Portugal tiene muchas regiones vinícolas con personalidad, entre las que destaca Oporto, una de las primeras D.O, y efectúa la segmentación de las zonas vitivinícolas en relación al tipo de elaboración, es decir según el tiempo que el vino ha pasado en barrica y la uva utilizada. Otra de las regiones reconocidas es el la del Douro, sin tanta tradición, y con una estructura productiva en terraza, parecido al cultivo de nuestras tierras, y que nunca llegará a la importancia y la relevancia que tienen los Oporto. Ni en la Comunidad Valenciana ni en Castellón tenemos el reconocimiento de Oporto pero sí unas estructuras propias que nos pueden permitir comercializar para competir.

¿Qué oportunidad tienen los pequeños viticultores y las bodegas menores para mirar con optimismo hacia el futuro?
Frente a las grandes marcas y zonas, el esfuerzo de los pequeños ha de ser valorado por el consumidor. No obstante, en vez de competir entre ellos creo que lo mejor sería establecer lazos entre los pequeños viticultores para ir juntos y cooperar para alcanzar objetivos comunes.

Algunos pequeños viticultores se ven obligados a vender su producción a precios tan bajos que no resulta rentable mantener los viñedos. ¿Qué se podría hacer para preservar la riqueza que aporta esta pluralidad y evitar que estos pequeños productores arranquen sus viñas?
Creo que lo que tienen que hacer los viticultores es unirse para poder defenderse y que los números salgan, no estamos en la época de Robinson Crusoe. El problema que hay es de internacionalización del producto, hay que trabajar la marca, la calidad, producir con técnicas innovadoras, comercializar mejor e introducir vinos con un mayor valor añadido.

Si tuviese un terreno con viñedos en Benlloch y tomando como referencia criterios de calidad y rentabilidad económica ¿por qué variedades de uva se decantaría, por las autóctonas como la Garnacha o Monastrell, o bien por otras importadas, como Merlot o Cabernet Sauvignon?
Yo prefiero una Garnacha o un Macabeo, hay que defender lo nuestro, lo autóctono, pero hay que dar una salida comercial. El Macabeo en el Maestrat o el Monastrell en la Plana de l’Arc tienen su carácter propio, pero la empresa tiene que comercializarlo. En la zona tiene que haber equilibrio de acuerdo con la demanda existente. Hay gente que ha plantado Cabernet Sauvignon y otra Garnacha. ¿Cuál irá mejor? Depende cuál es tú cliente, ya que hay zonas donde prefieren un tipo de vino y en otras el otro.

¿Por qué se pagó por arrancar viñedos y no por reconvertirlos?
En aquella época se pagaron 62 pesetas por cepa arrancada de la variedad conocida como Señorito por que no se podía comercializar debido a la mala calidad, aunque en la zona de la Plana de l’Arc se hizo un intentó experimental de reconvertir cepas pero no tuvo éxito. Ahora, se están ejecutando programas de reconversión para plantar variedades que se ajustan a las necesidades del mercado.

¿Cómo ve las particularidades de las tierras de Castellón para hacer un cava de calidad?
No podrá hacerse nunca cava porque no está en la región de la D.O. Cava, pero sí se pueden conseguir espumosos buenos, a los que se puede llegar por fermentación natural y una segunda fermentación tradicional. De hecho, ya hay productores que están probando la elaboración de espumosos en la provincia. Creo que Castellón tiene unas condiciones naturales excelentes para el desarrollo del viñedo y se utilizan buenas técnicas para elaborar vino de calidad.