Topic:

Estable durante 2014 el canon de arrendamiento de viñedos de transformación en secano

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Artículo completo con tablas en pdf adjunto.

El canon medio nacional de arrendamiento o alquiler de parcelas de viñedo de uva de transformación de secano se mantuvo estable durante 2014, con apenas un cambio al alza del 1,3% y apenas 4 €/ha de media, hasta los 304 euros, según los datos de la Encuesta del Ministerio de Agricultura que, como el caso de los precios medios de la tierra, modifica su cálculo, en este caso desde el año 2009.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

El precio de la parcela de viñedo de transformación de secano crece un 3,6%, hasta 14.006 €/ha en 2014

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Viñedos. (photo: )

Viñedos.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto.

Según la Encuesta de Precios de la Tierra de 2014, realizada tradicionalmente (aunque esta vez publicada más tarde de lo habitual ante el cambio del año base), por el Ministerio de Agricultura, los precios medios del cultivo de viñedo en general en España remontaron un 2,5% y en unos 369 €/ha durante el citado ejercicio, elevándose de 14.729 a 16.098 € por hectárea.

Esta mejora, más elevada que la media general estadística de los precios nacionales de la tierra (+1,7%, hasta 10.127 €/ha), fue debida principalmente a la apreciación experimentada por los precios del cultivo de viñedo de transformación de secano, el de más superficie y más representativo (3,3 puntos sobre 4) en el sector vitivinícola, que mejoraron un 3,62% y en 489 €/ha más, hasta una media nacional de 14.006 euros por hectárea en 2014.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

¿Vamos a dejar pasar esta oportunidad?

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Según se desprende de los últimos datos publicados referidos a las exportaciones vitivinícolas del mes de noviembre, nuestras ventas exteriores evolucionan muy favorablemente. A diferencia de lo que indicaban diferentes rumores que circulaban por el mercado y que señalaban que las buenas cosechas de Francia o Italia habían restado un notable volumen en las exportaciones, cuya consecuencia más inmediata habían sido precios estancados.

Crecer un 10,8% en valor en el mes de noviembre con respecto al mismo mes del pasado 2014; o un 14,1% en volumen, no se puede decir que sean malos datos. Que en los vinos a granel el crecimiento en valor haya sido del 15,5% y en volumen del 17,6%, tampoco se antojan cifras que justifiquen esa impresión que parecía inundar el mercado de paralización y escaso interés de franceses e italianos, a la postre nuestros principales compradores, por nuestros vinos.

Es verdad que si tuviéramos que ponerle alguna pega a estas cifras es que el precio medio ha bajado; pero en el caso de los graneles lo ha hecho un 1,7% frente al 2,9% en el que lo han hecho todos los vinos.

Mantener cifras por encima de los veintisiete millones y medio de hectolitros de exportación, incluyendo mostos y vinagres, o si lo prefieren de cerca de veinticuatro (23,987 Mhl) de vinos, como recogen los datos interanuales, no es tarea fácil y es algo que debería hacernos sentir satisfechos.

Mirando hacia otro lado

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Hace apenas unos días, me preguntaba en este mismo espacio cuál debe ser el papel que han de jugar en un futuro nuestras denominaciones de origen, y si lo sucedido en varias de ellas no era más que la consecuencia evidente de que el modelo necesita un cambio, una adaptación a los nuevos tiempos, consumidores y mercados que encuentren en este patrimonio vitivinícola un elemento diferenciador y clarificador de calidad, superando viejas barreras de conceptos que apenas entienden y no acaban sino generando la confusión en los compradores y el malestar en la producción.

Mentiría si dijera que me ha sorprendido la cantidad de firmas autorizadas del sector que en estas últimas semanas han coincidido con esta apreciación. Incluso podría llegar a decir que me satisface encontrarme con algunas iniciativas que emanan desde el mismo sector, como la del Club Matador, pronunciándose en estos mismos términos.

Pero todavía lo haría más, lo de mentir digo, si dijera que me ha dejado atónito la impasibilidad con la que el tema está siendo abordado por los propios consejos reguladores.

Un sector que intenta adaptarse

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

 (photo: )

A estas alturas, es poco discutible que el sector vitivinícola europeo es un sector claramente intervenido, en el que todavía hoy son muchos los aspectos, algunos de ellos de gran importancia, que están regulados, dificultando seriamente la ley de la oferta y la demanda, y la aplicación del principio básico de la competencia. Pero no por poco discutible la cuestión deja de tener su importancia y generar conflictos entre quienes optan por querer mantener esta situación y quienes aspiran a una liberalización total del sector.

Un buen ejemplo de esta situación la encontramos en la prohibición de plantación de viñedo, regulada anteriormente con los derechos de plantación, transformados desde el pasado 1 de enero en autorizaciones administrativas.

Y es que una de las primeras decisiones que debe adoptar el Ministerio presidido por la ministra en funciones, Isabel García Tejerina, es la fijación del porcentaje de nuevas plantaciones en España para el 2016.