Topic:

Nuestro futuro es una cuestión de velocidad

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

La lógica parece indicar que cualquier solución que quiera adoptarse a la hora de abordar el problema de excedentes que presenta el sector vitivinícola español debe ser analizada con la mirada puesta en Castilla-La Mancha. La alta concentración de superficie, de casi el cuarenta y siete por ciento del total del viñedo plantado, o el más del cincuenta y cinco por ciento que supone su producción; así lo hacen presumir.

         Los precios a los que son pagados sus uvas, mostos y vinos, tampoco es que parezcan quitarle la razón a aquellos que ante cualquier análisis señalan a la región castellanomanchega como la “responsable de todos sus males”.

         Claro que si consideramos que la profesionalización del sector es la mejor vía para hacer un sector competitivo y acoplado al mercado; y que esta llegada de profesionales lleva aparejada la existencia de un capital económico que sea gestionado con el principal objetivo de maximizar los beneficios, podría hacernos cambiar la perspectiva del problema y llegar a cuestionarnos algunas premisas bajo las que parecen pivotar la mayoría de los análisis que sobre el futuro del sector vitivinícola se elaboran.

¿Cómo queremos que nos tomen en serio?

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Si no fuese porque es un tema demasiado serio como para poder pensar que se trata de una tomadura de pelo, diría que lo que está sucediendo con el nuevo sistema de declaraciones obligatorias mensuales que debe poner en marcha la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) es totalmente incomprensible e inadmisible.

Que algunas Comunidades Autónomas no hayan volcado todavía los datos de los operadores en el REOVI es una flagrante falta de autoridad del Ministerio, organismo que debiera velar por el cumplimiento de las normas y permitir que los operadores españoles, pertenezcan a la Comunidad que pertenezcan, se sientan iguales ante la Ley.

Parece lógico y natural que la puesta en marcha de un nuevo sistema de declaraciones presente complicaciones en su puesta en marcha: rodaje de la aplicación informática, dudas, cuestiones no contempladas, matices que concretar… ¡Pero que quienes están obligados a cumplir la Ley no lo hagan! Eso lo único que demuestra es la ausencia de autoridad.

Mercados 10-12-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Mercados 02-12-15

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Coravin, regalo ideal para los amantes del vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Coravin (photo: )

Coravin

Los amantes del vino tienen ya su regalo estrella para estas Navidades. El producto se llama Coravin y desde hace poco más de dos años está revolucionando el sector del vino e impulsando una nueva forma de consumir esta bebida. Coravin es un dispositivo de poco más de 25 centímetros de altura que permite extraer el vino de las botellas sin necesidad de sacar el tapón. Al no haber descorchado la botella, el vino no entra en contacto con el aire por lo que se evita que el proceso de oxidación comience. De este modo, el consumidor puede disfrutar de su vino favorito a copas y durante largos periodos de tiempo sin que el que vino modifique en absoluto su aroma ni sabor.

Este sencillo dispositivo permite disfrutar de cualquier vino de una forma diferente: por ejemplo, se puede maridar los diferentes platos de una comida con diferentes vinos sin necesidad de abrir y finalizar la botella. Asimismo, Coravin puede utilizarse para realizar catas entre amigos en las que se pueden degustar tantas botellas como se quiera. Finalmente, a título individual se puede construir, poco a poco, una colección de grandes vinos e irlos degustando durante largos periodos de tiempo sin que modifiquen su sabor original. 

Coravin

Coravin

¿Cómo funciona Coravin?

Coravin tiene un funcionamiento muy sencillo: el sistema de acceso inserta una aguja de acero inoxidable recubierta de teflón de un diámetro muy reducido a través del corcho. Una vez dentro, el sistema Coravin inserta un gas noble (argón) en su interior, presurizando la botella de vino y empujando el vino fuera de la botella. Esto permite, por un lado, servir el vino de la botella y por el otro, al no descorchar la botella, que el vino siga evolucionando como si nunca hubiera sido abierto.

A parte del uso particular, Coravin puede ser un regalo que bodegas y restaurantes pueden hacerse a sí mismos. Los restaurantes, por ejemplo, pueden servir el vino a copas sin necesidad de desechar aquellas botellas que no han sido consumidas en su totalidad u ofrecer a sus clientes mejores vinos por copa sin miedo a que se desperdicie el resto de la botella. En la actualidad, muchos de los mejores restaurantes y sumilleres  del mundo ya usan Coravin. Las bodegas y tiendas de vino son también grandes beneficias de este sistema, ya que, entre otras posibilidades, pueden ofrecer una copa de vino a sus potenciales clientes para ayudarles a decidir sobre su compra.

Más información en http://www.coravin.com.es/