Topic:

No todos los consumidores son iguales. Preferencias según perfiles de los diferentes estilos de vino de la D.O.Ca. Rioja

 Publicado el por Antonio Palacios (colaborador), Izaskun Fernández (colaborador)

Artículo completo con tablas en pdf adjunto.
El estudio de preferencias de consumidores desarrollado en el presente estudio es de ámbito local; el objetivo es conocer las preferencias de una población concreta, es decir, consumidores habituales de vino de la D.O.Ca. Rioja. Se eligió Logroño por ser la capital de La Rioja, región de mucha tradición vitivinícola y el vino es uno de los principales motores económicos del territorio.

El vino de Rioja es reconocido en todo el mundo, pero su principal mercado es el interior. Durante estos últimos 24 años, la producción de la D.O.Ca. Rioja ha crecido tanto en comercialización interior y exterior como en el número de bodegas embotelladoras y de crianza. Por otra parte, cabe destacar que la crianza en barrica ha aumentado casi de manera exponencial. Eso es debido a que se envejece cada vez más vino en barrica. Ante el aumento de la oferta, es necesario conocer cuáles van a ser las demandas de los futuros consumidores.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La producción asegurada de uva de vinificación creció un 10,4% en 2015

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

La producción asegurada de la línea de uva de vinificación en Península y Baleares se incrementó en un 10,4% en el pasado año, según el “pool” de empresas privadas del seguro agrario, Agroseguro, con un total de 2.336.820 toneladas, lo que supone alrededor del 40% de la producción nacional de uva (casi 5,75 millones de toneladas en 2015).

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La extensión de norma de la OIVE entrará en vigor el próximo 1 de agosto, inicio de la nueva campaña 2016/17

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Si todo va con normalidad, la campaña 2016/17 marcará un antes y un después en el sector vitivinícola español. (photo: )

Si todo va con normalidad, la campaña 2016/17 marcará un antes y un después en el sector vitivinícola español.

/// ACTUALIZACIÓN ///

Con bastante probabilidad la denominada extensión de norma, aprobada por la Organización Interprofesional de Vino de España (OIVE), se pondrá en marcha a partir del próximo 1 de agosto, fecha de inicio de la campaña vitivinícola 2016/17 y durante las tres próximas campañas, acogiendo también las campañas 2017/18 y 2018/19.

Este miércoles 25 de mayo se celebró en la sede del Ministerio de Agricultura una nueva reunión del Pleno del Consejo General de Organizaciones Interprofesionales Agroalimentarias, en el que se analizó el informe relativo al acuerdo de extensión de norma y aportación económica obligatoria solicitada por la OIVE para realizar actividades de promoción del vino en el mercado interior, mejorar la cadena de valor vitivinícola, realizar programas de investigación, desarrollo e innovación tecnológica y estudios, durante las campañas 2016/17, 2017/18 y 2018/19.

El Pleno dio su visto bueno a dicho informe, por unanimidad, como paso previo a que el Ministerio de Agricultura apruebe en un plazo de unas cuantas semanas, o incluso antes, la Orden ministerial que refrendará legalmente el citado acuerdo de extensión de norma para el sector del vino. Más teniendo en cuenta que, durante estos meses y desde que fue aprobado por la OIVE y elevado a información pública, se han recogido una serie de observaciones y cambios que harán posible su entrada en vigor y puesta en práctica.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Crece la incertidumbre sobre la posibilidad de un acuerdo comercial UE-Estados Unidos antes de final de 2016

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Las negociaciones siguen su curso. (photo: )

Las negociaciones siguen su curso.

La polémica suscitada días pasados por la publicación de documentos confidenciales sobre el estado de la negociación entre la Unión Europea y Estados Unidos para alcanzar un Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (ATCI-TTIP) han elevado el grado de incertidumbre sobre esa posibilidad, a la vez que ha aumentado el sentimiento de oposición al mismo por la hipotética rebaja de los estándares comunitarios de seguridad y de calidad alimentaria, además de tipo social, laboral y medioambiental, que su firma conllevaría.

La falta de transparencia en el curso de las negociaciones es lo que ha llevado a este auge de la desconfianza entre la Comisión Europea y la Administración norteamericana y al auge de movimientos sociales e incluso gubernamentales (Francia, por ejemplo) que han expresado su opinión contraria al mismo.

España es líder europeo y mundial en varias producciones agrícolas de tipo mediterráneo, entre ellas la producción vitivinícola, que se vería muy beneficiada por un acuerdo UE-EE.UU. que abriría bastantes más oportunidades en el mercado norteamericano que hasta ahora. Pero hay otras producciones, sobre todo las de los sectores ganaderos, con costes de producción y estándares de tipo medioambiental muy inferiores en Estados Unidos, cuya supervivencia en el mercado depende del mantenimiento y respeto del modelo europeo de producción.

El sector del vino se juega, además, como ya avanzó la SeVi, en su día, la posibilidad de incluir un paquete o capítulo específico en el futuro acuerdo, que incluiría también a las bebidas espirituosas, dada la experiencia que se tiene ya con el “Wine Accord”, que en una segunda fase iría más allá, completando y mejorando las imperfecciones de este último, como por ejemplo y como propone la CE, con la creación de un Comité bilateral de comercio para vinos y espirituosas y de un marco legal estable y previsible.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La dimensión económica de las explotaciones vitícolas aumentó en los últimos años

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Según un reciente estudio del Ministerio de Agricultura, en el que se comparan los resultados de la Encuesta sobre la Estructura de las Explotaciones Agrarias 2013 con el último Censo Agrario 2009, la dimensión económica de las explotaciones vitivinícolas se incrementó durante los últimos años, en paralelo al proceso de concentración paulatina de las parcelas.

La dimensión económica de estas explotaciones se mide a través de la denominada Producción Estándar (PE), que es el valor monetario de la producción bruta a la salida de la explotación, es decir, en origen y antes de descontar los costes de producción y otros gastos, y sumar las ayudas o subvenciones.

En este sentido, según los datos del Magrama, el número de explotaciones según la Orientación Técnico Económica (OTE) y el estrato de Producción Estándar (PE) se elevaba en 2013 a 69.600, un 3,4% más respecto al último Censo Agrario de 1999, lo que supone un 7,2% de todas las explotaciones agrarias de España (965.000, un 2,5% menos).

A continuación, información exclusiva para suscriptores.