Topic:

El vino de España sigue compitiendo con los precios más económicos del mercado global

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

money (photo: )

money

Tablas en pdf adjunto.

El Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), sigue destacando que la “asignatura pendiente” del sector vitivinícola español sigue siendo generar más valor añadido, fundamentalmente en sus exportaciones, pues, con los datos interanuales a marzo (TAM marzo 2015) España es el proveedor más barato en todas las categorías vitivinícolas, salvo en la de espumosos (donde ocupa el segundo puesto). A pesar de que nuestro país se consolida como principal proveedor mundial de vino, con 2.320,8 millones de litros, en términos de facturación (2.523 millones de euros) está todavía muy lejos de competidores como Francia (7.834 millones de euros) o Italia (5.155,3 M€).

Los once países considerados los principales exportadores vitivinícolas (España, Italia, Francia, Chile, Australia, Sudáfrica, EE.UU., Alemania, Portugal, Argentina y N. Zelanda) representan el 88,4% del valor total del vino exportado en el mundo y el 91,7% del volumen.

La FEV ve el Acuerdo TTIP con EE.UU. como una ‘oportunidad histórica’ para el vino español

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

El vino en EE.UU. (photo: )

El vino en EE.UU.

La Federación Española del Vino (FEV), que integra y defiende los intereses de la industria y el comercio vitivinícola nacional, se muestra a favor del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (- Transatlantic Trade and Investment Partnership -TTIP-), que considera una “oportunidad histórica” por los beneficios que puede traer para el sector. No obstante, la Federación viene defendiendo, en colaboración con el Comité de Empresas Europeas del Vino (CEEV), ante las autoridades europeas y españolas un capítulo específico sobre vino en el marco de dicho acuerdo, puesto que, por un lado, permitiría consolidar el Acuerdo bilateral (Wine Accord) firmado en 2006 y, por otro, resolver algunas cuestiones o problemáticas existentes.

Ventas de vino amparado por D.O.P./I.G.P. en 2013/14

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

Tablas en pdf adjunto.

La comercialización total de los vinos amparados por figura de calidad (D.O.P./I.G.P.) durante la campaña 2013/14 alcanzó un volumen total de 13,43 millones de hectolitros, según los datos facilitados a SeVi por la Subdirección General de Calidad Diferenciada y Agricultura Ecológica del Magrama. De ese total, el 87% correspondió a vinos amparados por D.O.P., con 11,72 Mhl (cuyo desglose pormenorizado ya se publicó en el Extraordinario de Exportación de SeVi, número 3.447 y en varios capítulos del reciente Extraordinario de Estadísticas, número 3451).

Aportamos ahora el dato de ventas en la campaña 2013/14 de las I.G.P. españolas, que con 1,71 millones de hectolitros comercializados representan el 13% del total D.O.P./I.G.P. El detalle de las ventas de las I.G.P. (antiguos vinos de la tierra) revela que estas figuras de calidad tienen una comercialización todavía poco orientada al exterior. En términos globales, durante la campaña analizada, solo un 35% del volumen comercializado se destinó a exportación (frente al 43% en el caso de las denominaciones de origen).

Vinos y cavas suman 617 M€ en ventas en libreservicio con buena tendencia hasta junio

 Publicado el por Vicent Escamilla (colaborador)

 (photo: )

Tablas en pdf adjunto.

El valor de las ventas de vinos tranquilos y espumosos en libreservicio (hipermercados, supermercados, tiendas tradicionales y especialistas) en España durante los seis primeros meses de 2015 alcanzó la cifra de 617 millones de euros, según el último informe Market Trends España de la consultora Nielsen.

Aprobada la Ley para la Defensa de la Calidad Alimentaria

 Publicado el por SeVi (colaborador)

La Comisión de Agricultura del Senado aprobó el 22 de julio la Ley para la Defensa de la Calidad Alimentaria, último trámite parlamentario de esta norma de carácter básico ampliamente demandada, que dará un tratamiento homogéneo a todos los operadores del sector agroalimentario, con independencia de su ámbito territorial.

De esta forma, la ley contribuirá a la unidad de mercado en el ámbito del control de la calidad y defensa contra el fraude alimentario, así como a la competitividad, transparencia y claridad del sector alimentario, a la vez que protegerá los derechos de los operadores de la industria alimentaria frente a la competencia desleal. 

Al mismo tiempo, esta norma establece sanciones eficaces, proporcionadas y disuasorias, con el objetivo de frenar el fraude alimentario, en la línea del mandato de la Unión Europea en este tema.

Además del control oficial, la nueva ley incorpora y sistematiza otras formas e instrumentos de control, como la trazabilidad y el autocontrol, tanto de manera individual como el realizado por las asociaciones sectoriales, con lo que se pone en valor lo establecido en la normativa comunitaria en materia alimentaria. 

Asimismo, la norma prevé el establecimiento de un sistema de información para conocer y atajar el fraude alimentario por las autoridades competentes, tanto a nivel nacional como en las relaciones de España con la Unión Europea y el resto de Estados miembros. 

La ley contiene los procedimientos de control y sancionador a que deben responder los operadores en caso de inspecciones realizadas en sus establecimientos. Esto supone otorgarles mayor seguridad jurídica, ya que las empresas serán tratadas de la misma manera en todo el territorio nacional, con lo que se contribuye a la unidad de mercado en el ámbito del control de la calidad y la defensa contra el fraude alimentario. 

Por lo demás, esta ley facilitará la innovación y el desarrollo de nuevas empresas responsables en España, con lo que se garantiza a los consumidores la adquisición de productos de calidad.

Con la ley aprobada, el Gobierno continúa en su labor de modernizar la normativa alimentaria de calidad, con el objetivo de crear un marco idóneo para la mejora de la competitividad de la industria alimentaria española y potenciar la confianza en los productos alimenticios en los mercados nacional e internacional, tan necesaria para dar prestigio a la Marca España de un país con una clara vocación exportadora.