Topic:

Más burocracia y menos información

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Es de suponer que cuando se modifican los procedimientos y se exige una mayor información es para que los datos facilitados sean precisamente eso: información. Cumpliendo los dos requisitos básicos que a los que cualquier información se debe: fiabilidad y actualidad.

Que el segundo requisito no se cumple con los datos del Infovi (los publicados esta semana se corresponden con el mes de noviembre) es bastante evidente en una sociedad que camina hacia la dominación absoluta del Big Data. Tener que esperar mes y medio a conocer lo que los operadores han tenido que declarar informáticamente no parece de recibo para un sector que se muestra extraordinariamente sensible a la información en su actividad comercial.

Con la desaparición de las declaraciones de producción y las manifestaciones realizadas por el Ministerio de Agricultura comprometiéndose a una información actualizada que ayudase a aportar transparencia al mercado, pensábamos que todo sería más ágil. Craso error. Con el nuevo sistema no solo no hemos conseguido tener la información antes, sino que su propia estructura, diferenciando a los productores de menos de mil hectolitros del resto, ha resultado un foco de confusión e inexactitud sobre la información que manejamos en varios momentos de la campaña.

A continuación, información para suscriptores.

Mercados 23-01-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Mercados 16-01-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

‘No tardaremos en ver en España lineales dedicados al bag in box’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Liqui-Box Spain es una empresa pionera en la fabricación de envases flexibles bag in box para el sector vinícola y para otros sectores de la industria alimentaria y no alimentaria que envasan productos líquidos o semilíquidos. Su equipo profesional y experimentado proporciona soluciones de calidad en bolsas configuradas específicamente para cada mercado y aplicación. Hablamos con José Ignacio Rodríguez Basciano, Business Intelligence, Marketing & Sales Coordinator en Liqui-Box Spain.

Las estadísticas demuestran que el envase bag in box es una de las vías de crecimiento a nivel internacional, ¿para cuándo una mayor penetración de este formato en España?

Todo cae por su propio peso, no tardaremos en ver en los lineales de las grandes superficies en España también, lineales dedicados al bag in box. España no puede ser una excepción a esta tendencia de consumo, por lo que entendemos y deseamos que esa mayor penetración será una realidad muy pronto.

¿Qué posibilidades ofrece el bag in box de adaptación al mercado?

En nuestra opinión, esa adaptación ofrece muchas posibilidades, principalmente en la distribución, pero nos encantaría que también ocurriera en las nuevas formas de consumo fuera del canal Horeca, nos referimos en el consumo interno de los hogares.

¿Qué capacidad es la más demandada en exportación?

El rey es el formato de 5 litros, pero estamos notando un repunte en la exportación de los envases de 3 litros de capacidad.

¿Qué pide el cliente de bag in box/bodega y qué espera el consumidor de vino en este formato?

Por parte de los productores/envasadores, solicitan máxima calidad, seguridad alimentaria y asesoramiento. Muchas bodegas están planteando la introducción de este tipo de envase y creemos que aún hay mucha labor informativa que desarrollar y divulgar, y muchas creencias sobre el bag in box que desmitificar.

¿Qué garantías organolépticas ofrece el bag in box? ¿Cuál es la vida útil del vino en este envase?

Este envase proporciona las máximas garantías. Un bag in box permite conservar al 100% las propiedades del producto envasado durante meses e, incluso una vez abierto, siguen manteniéndose las propiedades del producto, puesto que impide que, en este caso el vino, entre en contacto en cualquier momento con el oxígeno y luz.

Se aproxima una cita clave para el sector como Enomaq, ¿qué novedades van a presentar en la feria?

Asistimos de la mano de una empresa especializada en automatismos y con unas máquinas de envasado que son fácilmente adaptables a las necesidades de cualquier bodega, tanto pequeña como grande. Nosotros aportaremos nuestras bolsas bag in box, QCD y conectores.

¿Qué tipologías de grifo presentan y qué características tienen?

Nuestro catálogo de grifos, válvulas y conectores es muy amplio, puesto que somos una multinacional que abarca multitud de sectores. Si es líquido o semilíquido y necesitas una solución de llenado, Liqui-Box es el socio más recomendable.

Una bodega que quiera empezar a envasar sus vinos en bag in box, ¿por dónde tiene que empezar? ¿Qué necesita?

Es fundamental el asesoramiento. Se puede comenzar sin una gran inversión, lo que se necesita es apoyo y ganas de emprender y explorar nuevos formatos de envases.

¿Son todos los vinos aptos de igual forma para ser envasados en bag in box?

Podemos poner de ejemplo a Francia, donde se envasan vinos de excelente calidad, incluidos reservas, en bag in box. Allí la percepción de dichos envases no es mala en cuanto al tipo de vinos que pueden envasarse en dicha presentación.

¿Qué tipo de asesoramiento ofrecen a sus clientes respecto a sus necesidades de llenado?

Realizamos visitas y acompañamientos y les ponemos en contactos con los interlocutores adecuados, desde que comienzan a envasar hasta que finalizan su comercialización.

Una de las claves de este formato es su menor impacto ambiental, ¿es un mensaje suficientemente difundido? ¿Lo percibe así el consumidor internacional? ¿Y en España?

Es curioso como la comunicación es fundamental para este campo. La huella de carbono de los bag in box es la de menor impacto de entre todos los envases destinados a la industria vitivinícola. Pero creemos que se desconoce a nivel nacional, tanto por los productores como por los consumidores. Sin embargo, este último hecho no ocurre de igual modo en otros países del ámbito europeo y mundial, donde sí son muy conscientes de esta realidad y ejercen un filtro restrictivo a la industria que no cumpla con unos mínimos de protección de impacto ambiental.

Más información en www.liquiboxspain.com

Raúl Vigas, director general de J. Vigas: ‘Vamos a valorizar el corcho con tecnología y conocimiento’

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Raúl Vigas. (photo: )

Raúl Vigas.

J. Vigas es una empresa familiar que desde 1887 fabrica tapones de corcho. Respeto por la tradición, experiencia adquirida y nuevas tecnologías y sistemas de gestión que aseguran la excelencia de sus productos. Recientemente ha accedido a su Dirección General Raúl Vigas, quinta generación, con una apuesta clara por la innovación y el cuidado del medio ambiente y del producto.

Ha accedido recientemente a la Dirección General de J. Vigas, ¿qué metas se marca como quinta generación de la familia al frente de la firma?

La meta personal es adaptar una empresa familiar a nuestra generación, en un mundo donde todo va muy rápido, sin estropear la identidad, la autenticidad y la confianza entre J. Vigas, sus empleados y sus clientes. La meta como empresa es reducir su impacto ecológico, crear un producto y un servicio de lujo y valorizar el corcho con tecnología y conocimiento.

¿Ha superado el sector del tapón de corcho el reto del TCA ‘cero’? ¿A qué otros desafíos ha de hacer frente el sector del cierre de corcho?

El riesgo cero no existe con ningún producto y menos con un producto natural. Lo que sí que podemos decir es que hay técnicas, controles y procesos que consiguen reducir el riesgo de TCA de una forma considerable. Todo es una cuestión de dimensión, tecnología, conocimiento y materia prima de calidad. Además, no hay que olvidar que el TCA es una molécula volátil que puede contaminar el corcho en cualquier momento, esto lo hace difícil de controlar en una parte de su ciclo de vida. Desafíos hay muchos, buscamos crear un producto lo más homogéneo y controlable posible, que nos permita aportar sus cualidades naturales y minimizar sus riesgos. La permeabilidad, la micro oxigenación, la neutralidad sensorial son grandes objetivos donde no paramos de investigar.

Una de las últimas novedades de J. Vigas es Vigas’18, ¿podría resumir en qué consiste este proceso?

Es un sistema en el que creemos mucho, porque es el resultado de años y años de investigación en cualquier proceso que existiera en el mercado para reducir Aloanisoles (TCA, TeCA, PCA, TBA...). Al final todo este conocimiento y el hecho de tener dos cromatógrafos nos ha permitido desarrollar un sistema propio, único y constante de homogeneización sensorial. Es un sistema que funciona siempre igual, con un proceso donde intervienen solo productos naturales y que entendemos que no debe suponer un sobrecoste en el precio de venta, porque lo aplicamos a todos nuestros productos de una forma sistemática. En definitiva Vigas’18 es un plus de calidad sensorial que la empresa ofrece a sus clientes para ganar o consolidar su confianza.

¿Qué influencia puede llegar a tener en el vino?

Un estudio hecho conjuntamente con Excell Ibérica para comprobar la evolución a largo plazo de nuestro nuevo tapón VIGAS’18, no solo nos confirmó que no afecta negativamente al vino sino que además participa en la óptima evolución del vino en botella, mejorando incluso el perfil del vino en un test hedónico. La ventaja sensorial es importante. La idea es no quedarnos ahí, seguimos investigando y acumulando conocimiento porque VIGAS’18 no es un proceso cerrado, tiene vida propia y puede evolucionar y mejorar; y en eso estamos trabajando.

¿Qué peso tiene la tradición y qué importancia tiene la I+D+i en J. Vigas? ¿Cómo conviven ambas?

La tradición nos marca el camino, siempre lo ha hecho, es nuestra mejor base para que nuestros clientes confíen en nosotros. El I+D+i forma parte de nuestro ADN desde los inicios, si no, hoy no estaríamos aquí, porque siempre hemos entendido que nos aporta credibilidad, nos aporta ambición y nos aporta futuro. Somos I+D+i por tradición y tenemos tradición porque hemos sido inconformistas desde la primera generación.

¿Qué gama de productos ofrece?

J. Vigas se basa sobre todo en producto de calidad y alta gama, pero entendemos que tenemos que ofrecer a nuestros clientes todas las posibilidades para que puedan decidir en función del tipo de vino que quieren tapar, es por eso que J. Vigas ofrece cualquier producto hecho con corcho. Tapones de vino naturales, tapones de cava y champagne, tapones 1+1, tapones microgranulados, tapones especiales y tapones BIO. Nuestro conocimiento es el corcho y por tanto en todo lo que sea corcho versus vino estamos más que preparados para ayudar al cliente.

¿Cuál de ellos tiene una mayor demanda?

Para nosotros la mayor demanda es el tapón natural de gama media/alta. Supongo que porque estamos considerados como una empresa de venta de tapones de alta calidad, pero la demanda en general va muy en función de lo que busca el cliente. Existen todo tipo de vinos diferentes con necesidades diferentes y nuestra obligación es orientar al cliente en aquel producto que más se adapte a sus necesidades. Todos los productos tienen sus cualidades.

El corcho es un sector vinculado directamente a la naturaleza y sus valores, ¿sabe el tapón de corcho transmitir ese valor añadido de sostenibilidad?

Más que eso. El corcho no hace nada más que transmitir la esencia de la tierra, sus propiedades y sus imperfecciones. Nosotros estamos aquí para limar al máximo dichas imperfecciones y resaltar sus virtudes. Creo que a nivel de sostenibilidad en el sector del corcho, más que en el producto nos deberíamos fijar en la empresa. El futuro pasa por tener una empresa lo más verde posible, no podemos ir en contra de la alma de nuestro producto.

¿Qué importancia tienen las certificaciones de calidad y proceso?

Nosotros siempre hemos apostado por las certificaciones, entendemos que nos ayudan a marcar el camino del día a día, a crear una sistemática de trabajo, de control y de mejora continua. No las vemos solo como algo que nos puede hacer vender, sino como herramientas clave para un buen funcionamiento diario de la empresa que, evidentemente, se verá reflejado en la calidad del producto.

¿Cómo está funcionando la planta VIMATAP’15?

Está funcionando muy bien. Creo firmemente que con los años este paso que dimos será recordado como un hito más de nuestros 130 años de historia. Porque para nosotros es primordial generar conocimiento de nuestra materia prima, para aprender y seguir mejorando día a día y qué mejor sitio que una de las cunas del corcho como es san Vicente de Alcántara y acompañados de una familia de reconocido conocimiento en el alcornocal como es la familia Manso Pajero. Creo firmemente que hemos encontrado el tándem adecuado.

¿Cómo gestionan la trazabilidad de su materia prima y producto?

Gracias al conjunto de todo lo comentado anteriormente. Con VIMATAP’15, con un equipo humano motivado y calificado, con la implantación de certificaciones de Calidad y Proceso, con sistemática, con inversión e investigación… La trazabilidad es total. El reto es tener respuestas a las cuestiones que surgen cuando tratas con un producto natural. Ese es el desafío para el que en J. Vigas nos entrenamos día a día.

Más información en www.jvigas.com