Campo Viejo, un 10º aniversario comprometido con el planeta

 Publicado el Por SeVi

Con el diseño y la construcción de la actual bodega de Campo Viejo, hace ahora 10 años, comenzó un camino marcado por el trabajo sostenible y de respeto al medio ambiente y al futuro. Un camino que se ha visto recompensado con dos hitos muy significativos. Por un lado, Campo Viejo es la primera bodega española en certificar por Aenor su huella de carbono conforme a la norma ISO 14064. Pero además, ha sido premiada recientemente con el “Best Of” en prácticas sostenibles de Turismo Vitivinícola.
Tanto estos dos logros, como el 10º aniversario de la nueva bodega, se celebraron el pasado 27 de octubre en una jornada en la que la marca rindió un sincero homenaje a un gran equipo de profesionales, comprometidos con su tierra y con el futuro del planeta, rodeada de autoridades, clientes, colaboradores y prensa especializada del sector.
La obtención de la certificación de la huella de carbono ha significado para Campo Viejo el reconocimiento de años de profundo respeto y esfuerzo por el cuidado de su entorno. Un esfuerzo plasmado en su programa “Campo Viejo: Medioambiente y Sostenibilidad” iniciado hace 10 años con el diseño y la construcción de la actual bodega, a manos de tres grandes profesionales. Elena Adell y Fernando Pozo, al frente del equipo enológico y de producción de Campo Viejo, respectivamente, y el reconocido arquitecto Ignacio Quemada.
El resultado, una bodega situada en un altiplano elevado 100 metros sobre el valle del Ebro, en las inmediaciones de Logroño. Semienterrada a 20 metros bajo el suelo, a la manera de una obra de land art, lo que fomenta de manera natural las condiciones idóneas para la crianza del vino. Su principal característica es la sintonía entre arquitectura e ingeniería, que la convierten en una instalación funcional, eficiente, moderna y, sobre todo, sostenible y respetuosa con el medio ambiente.
Los asistentes a la celebración descubrieron cada rincón de la bodega mientras desarrollaron diferentes actividades, como la cata sensorial del nuevo Campo Viejo, un taller sostenible y solidario a beneficio de Acciónatura, ONG dedicada a la conservación del patrimonio natural y la biodiversidad mediante la protección y recuperación de los espacios naturales y la sensibilización e implicación de la sociedad. Después tuvo lugar la entrega de la certificación de la huella de carbono por Aenor, recogida por Christian Barré, director general de Domecq Bodegas, de manos de Emilio Flamarique, director de Aenor en La Rioja.
Asimismo, el trío responsable del éxito de Bodegas Campo Viejo (Adell, Pozo y Quemada) presentaron en exclusiva el estuche especial que han diseñado para Dominio de Campo Viejo. Una pieza que reproduce los volúmenes de la bodega y que, a modo de caleidoscopio, recrea el espacio, luces y sombras de una de sus galerías más representativas.


Tenga presente nuestras Condiciones de uso y si utiliza esta información recuerde citar siempre www.sevi.net y La Semana Vitivinícola como fuente.

0 Respuestas(s) a “Campo Viejo, un 10º aniversario comprometido con el planeta”

Comentarios disponibles para usuarios registrados