Topic:

Anierac incrementa un 3,8% la venta de aceites de oliva esta campaña

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Tablas en pdf adjunto.
Entre octubre de 2013 y enero de 2014, las empresas asociadas han comercializado 122,79 millones de litros de las diferentes categorías.

Avance de producción de aceite a 31 de diciembre de 2013

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Avance completo en pdf adjunto.

Las estimaciones de producción de aceituna y aceite de oliva de la campaña 2013/2014, por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), elaboradas con datos a 31-12-2013, sitúan la producción en 1.595.415 t de aceite, un 161% superior a la campaña pasada. Para Andalucía, mantiene una estimación de 1.324.800 toneladas de aceite de oliva.

Cada 7 dias 20-02-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Cada 7 dias 14-02-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

El PE incluye al vino como uno de los diez productos con mayor riesgo de fraude alimentario en la UE

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

l Parlamento Europeo emitió recientemente una resolución sobre la crisis alimentaria, los fraudes en la cadena alimentaria y el control al respecto, cuyo última intención es que la Unión Europea se dote de un marco legislativo común para evitar este tipo de situaciones, cuyo exponente más mediáticamente visible ha sido descubrir la presencia de carne de caballo en productos elaborados como si fuera de vacuno.

Para la Eurocámara, el fraude alimentario sigue mayoritariamente sin detectarse si no tiene consecuencias para la salud pública o la seguridad de los alimentos y, como consecuencia de ello, resulta difícil detectar su alcance actual en la Unión Europea.

Las características clave del fraude alimentario son el incumplimiento de la legislación alimentaria o la inducción a error del consumidor; la intencionalidad, y el lucro económico como motivo. Entre los distintos tipos de fraude se hallan la adulteración, la sustitución, la manipulación y la falsificación.

En el informe de la eurodiputada Esther de Lange para la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del PE, se incluye una decena de productos que corren un mayor riesgo de sufrir fraude alimentario o que, a menudo, son objetivo de actividades fraudulentas. Y, entre ellos, está el vino (además del aceite de oliva, el pescado, los alimentos ecológicos, la leche, los cereales, la miel y jarabe de arce, el café y té, las especias y determinados zumos de fruta).