Topic:

Virus y fitoplasmas en el olivar

 Publicado el por Domingo Salazar (colaborador), Isabel López-Cortés (colaborador)

Artículo con ilustraciones en PDF adjunto.

En los olivares de la cuenca del Mediterráneo han sido detectados actualmente hasta 21 virus pertenecientes a nueve diferentes géneros, así como al menos cinco fitoplasmas. Ninguno de estos virus se considera hoy un peligro grave para la estabilidad de nuestros olivares, pero sí un problema en las nuevas plantaciones. La existencia de virus en olivar es, sin duda, muy antigua pero su estudio, su reconocimiento y detección específica son recientes.

Hace años (1939), Pesante sugirió, ante la observación de hojas anómalas en el olivo, la posible presencia de virus. Los estudios sobre virus del olivo fueron frecuentes entre los años 50 y 80, comprobándose la existencia de al menos cuatro síndromes atribuidos a virosis. En los años siguientes se identificaron otros cuatro problemas en el olivar, sin llegar a identificar los agentes causantes, ni poder transmitirlos mecánicamente, pero sí por injerto. Estos son los denominados síndromes de hoja en hoz, desecado (parada parcial de savia en el olivo), deformaciones foliares, amarilleos infecciosos, esferosis, agrietamiento de corteza, joroba de la aceituna y deformación de las aceitunas.

Durante un par de décadas se profundizó en estos temas en el olivar, hasta encontrar, en los últimos años del siglo, unas partículas virales en tubos de polen de estos virus y así empezó de nuevo a preocupar el tema y se dio comienzo a nuevos estudios.

Tanto la evaluación de las colecciones de olivo, como el estudio de la incidencia de los virus en distintas variedades y zonas olivareras son importantes para determinar la presencia, en un caso, y la extensión, en el otro, de los niveles de afecciones víricas y fitoplasmoidales en el ciclo.

El aceite de oliva español conquista al mundo en Olivaria

 This article has photo gallery Publicado el por SeVi (colaborador)

Olivaria ofreció oportunidades de negocio a las empresas participantes. (photo: )

Olivaria ofreció oportunidades de negocio a las empresas participantes.

Olivaria, el salón del aceite de oliva de Alimentaria (del 31 de marzo al 3 de abril), proyectó al exterior el aceite de oliva español y presentó la variedad y calidad de los aceites españoles a compradores de nuevos mercados de demanda. Olivaria reunió a un centenar de fabricantes y distribuidores de aceite, así como cooperativas, almazaras y otros pequeños productores. Alimentaria, el salón de salones, clausuró el pasado 3 de abril la que está considerada como su edición más internacional, gastronómica e innovadora, como demuestra el incremento de visitantes extranjeros (42.000 procedentes de 141 países) y la llegada de grandes compradores de todo el mundo que han realizado más de 10.000 reuniones de negocio con expositores, un 25% más que en 2012. 

Mundo Aceite 10-04-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Precios del aceite 10-04-14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.

Finca La Reja, Premio Alimentos de España al mejor AOVE 13/14

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha concedido el Premio Alimentos de España al mejor aceite de oliva virgen extra de la campaña 2013/2014, en sus categorías de producción convencional y producción ecológica. El Ministerio concede estos galardones para contribuir a revalorizar los aceites de oliva virgen españoles de mayor calidad y estimular a los productores a elaborar y comercializar estos aceites. En esta edición, el aceite que ha recibido mayor puntuación y ha obtenido el premio Alimentos de
España ha sido el presentado por Finca La Reja, de Bobadilla-Antequera (Málaga), que ha conseguido también el galardón al mejor aceite de oliva extra en la categoría de producción ecológica. Los premios concedidos en la categoría producción convencional, que a su vez se subdividen en los grupos frutados verdes amargos, frutados verdes dulces y frutados maduros son:

Aceites de oliva virgen extra de producción convencional
Aceites frutados verdes amargos:
En esta modalidad el premio ha recaído en Almazara de Muela, de Priego de Córdoba (Córdoba). Este aceite se define como frutado muy intenso de aceituna verde, con notas de hierba, hoja y tomatera, así como de manzana y cáscara de plátano verdes. En boca es ligeramente dulce y almendrado de alloza, presentando un amargor y picor de intensidad media-alta. Todo el conjunto de sensaciones resultan muy complejas y persistentes.

En esta modalidad han resultado finalistas Oro Bailén/Galgón 99, de Villanueva de la Reina (Jaén) y Aroden, de Carcabuey (Córdoba).

Aceites frutados verdes dulces:
Este premio se ha otorgado a Casas de Hualdo, de El Carpio de Tajo (Toledo). Se trata de un aceite frutado intenso de aceituna verde, con notas de hoja, hierba y alcachofa, así como de manzana, plátano y almendras verdes. En boca, es bastante dulce de entrada, con amargor y picor de intensidad media, percibiéndose notas que recuerdan al cacao. Todo el conjunto de sensaciones resultan muy armoniosas y con gran variedad de matices.

Como finalistas de este grupo han quedado El Labrador, de Fuente de Piedra (Málaga) y Sucesores Hermanos López, de Luque (Córdoba).

Aceites frutados maduros:
En este grupo ha resultado ganador el aceite de Cooperativa Agrícola i Caixa Agrària de Cambrils, (Tarragona). Es un aceite frutado intenso de aceituna madura, con notas de almendra, manzana y plátanos maduros, así como sensaciones que recuerdan a canela, vainilla y cacao. En boca es muy dulce y almendrado. Todo el conjunto resulta muy armonioso, suave y equilibrado.

Los finalistas de esta categoría han sido Trisa Sur, de Niebla (Huelva) y Nuestra Señora de la Oliva, de Gibraleón (Huelva).

Aceites de oliva virgen extra de producción ecológica
En esta categoría, el premio ha recaído en Finca La Reja, de Bobadilla-Antequera (Málaga), que recibe también el Premio Alimentos de España. Es un aceite frutado muy intenso de aceituna verde, con notas de hierba, hoja, alloza, tomatera y otras frutas como cítricos, manzana y cáscara de plátano verdes. En boca de entrada es dulce y almendrado, aunque claramente amargo y picante. Todo el conjunto de sensaciones resulta muy complejo, equilibrado y persistente.

Como finalistas han quedado Hacienda Queiles, de Tudela (Navarra) y Almazaras de la Subbética, de Carcabuey (Córdoba).