Topic:

La uva de vino fue el segundo cultivo con mayor siniestralidad en el primer semestre de 2017

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Agroseguro estima la siniestralidad por los eventos ocurridos durante el primer semestre de 2017 en más de 509 millones de euros, cifra ya superior a la registrada en todo el ejercicio 2016. La previsión para todo el año estaría en torno a los 722 millones de euros, lo que supondría el segundo mayor pago por siniestralidad de la historia del seguro agrario, un 45% mayor que en 2016, que alcanzó los 494,5 millones de euros. La uva de vinificación es el segundo cultivo con mayor siniestralidad, solo por detrás de los cultivos herbáceos extensivos.

Así, las indemnizaciones a la uva de vino, alcanzan casi 70 millones de euros debido, sobre todo, a las heladas de finales de abril, que han incidido especialmente en los viñedos ubicados en Castilla y León y La Rioja.

De este modo, la siniestralidad registrada por el viñedo español en la primera mitad del ejercicio 2017 representa aproximadamente el 14% de las indemnizaciones merecidas por el conjunto de cultivo, superando a líneas de seguro tan importantes como las de frutales o cítricos.

 

Siniestralidad por sectores (M€). Enero-junio 2017
Sector M€ % s/Total
Herbáceos extensivos 201 39,4%
Uva de vino 70 13,7%
Frutales 58 11,4%
Cítricos 32 6,3%
Ganado 31 6,1%
Hortalizas 25 4,9%
Pérdida de pastos 25 4,9%
Acuicultura 11 2,2%
Otros 57 11,2%
Total 510 100,0%
Fuente: Agroseguro.    

Positivo balance del ecuador exportador del vino español

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Las últimas campañas vitivinícolas en España, con producciones estables, junto a una mejor adaptación a las necesidades de los mercados, la progresión continuada de los vinos envasados, así como mejoras en la distribución, diversificación de mercados y la progresiva trasformación del vino a granel anónimo hacia otros productos, como los graneles con identificación de variedad y productos embotellados parece que están teniendo efecto en el sector exterior del vino español, según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

Entre enero y junio de 2017, los operadores españoles exportaron un total de 1.362,32 millones de litros de productos vitivinícolas (-1%) y consiguieron con ello unos reembolsos récord de 1.473,45 millones de euros (+6,6%), siguiendo la senda creciente en valor iniciada hace algunos meses. En el frente de los precios, por tanto, balance muy positivo, pues el precio medio del producto español creció un 7,6% hasta los 1,08 euros por litro.

A continuación, información para suscriptores.

La OIVE inicia ya las acciones de información y promoción del vino en el mercado interno este otoño

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Objetivo: normalizar el hábito de tomar vino. (photo: )

Objetivo: normalizar el hábito de tomar vino.

La Junta Directiva de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) resolvió en su reunión del pasado 19 de julio el concurso de agencias de medios, abierto desde finales de mayo, para decidir sobre la puesta en marcha de la campaña de promoción e información del vino en el mercado interior, contemplada en la orden sobre la aplicación de la extensión de norma en este sector.

El proceso de adjudicación del proyecto de campaña fue acordado por el Comité de Marketing de la OIVE, formado por una veintena de expertos y profesionales en este ámbito. Según una estrategia bien definida, que se había diseñado previamente, se elaboró un informe interno (briefing), en el que se reflejó el público-objetivo (target) y el tipo de acciones y mensajes que se deseaban poner en marcha.

Al respecto, el concurso se abrió con una selección previa por credenciales, al que se presentaron más de 20 agencias de publicidad y de medios. De ahí, el Comité de Marketing preseleccionó dos de entre las 5 propuestas finalista sobre las que decidió la Junta Directiva.

La elección recayó sobre la propuesta presentada por la agencia El Ruso de Rocky. A partir de ahí, da comienzo una nueva etapa para la Interprofesional que, codo con codo, con esta agencia, preparará el lanzamiento de las actividades de información y promoción del vino en el mercado interior para este próximo otoño.

En el proyecto acordado por la OIVE se pedía democratizar y modernizar el vino y normalizar su consumo entre un público objetivo  (target) de entre 25 y 40 años, ya consumidor, pero de poca frecuencia. También se requería llevar el vino hacia valores de cercanía, diversión, accesibilidad e innovación, sin por ello banalizarlo o perder su esencia y su “alma”, ni tampoco su identidad y autenticidad.

Para esta Interprofesional, la campaña de información y promoción debe generar un movimiento que reincorpore y normalice el hábito de tomar vino en ocasiones que se han perdido, liberando todo su potencial de disfrute cotidiano. Ocasiones como cualquier picoteo diario o en el afterwork con tapas fuera de casa; o como contrapunto especial “porque sí” en comidas o en cenas dentro del hogar. Sin esperar a una celebración especial o una comida muy elaborada y grandilocuente, sino que cualquier ocasión pueda ser un momento único para disfrutarlo más con un buen vino.

No se trata de saber de vino, sino de disfrutarlo sin complicaciones; de maridar mejor la vida y todos sus momentos con sustancia, siempre con vino. Un concepto transversal aplicable a toda ocasión dentro del hogar o fuera del mismo, según la OIVE.

Las acciones de información y promoción comenzarán este otoño, con un plan de comunicación en medios masivos (tv/radio/impresos) para generar atractivo y notoriedad,  a complementar con acciones en punto de venta  (canal Alimentación) o en punto de consumo (Horeca) ya en 2018 y hasta finales de 2019. Así, en este mes está previsto testar los mensajes y las acciones a desarrollar en una encuesta a consumidores, para su presentación y lanzamiento a principios de noviembre.

Unión de Uniones alerta de que España pierde 13.500 hectáreas de potencial vitícola al año

 Publicado el por Unión de Uniones (colaborador)

 (photo: )

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se felicita por la inclusión de algunas de sus sugerencias en la modificación del sistema de concesión de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo, pero considera que se dejan de lado aún cuestiones importantes como la regionalización del cupo de autorizaciones y el establecimiento de un límite de hectáreas a conceder por solicitante y año.

El Real Decreto 772/2017, en vigor desde este mes de agosto, regula el potencial vitícola y las autorizaciones para poner nuevos viñedos y al mismo tendrán que adaptar las comunidades autónomas sus normas regionales antes de que se abra el procedimiento de concesión del próximo año.

Entre las principales modificaciones introducidas se redefinen, como pedía Unión de Uniones, ciertos filtros sobre la capacidad y competencia profesional de los solicitantes, lo que permitirá a las Consejerías de Agricultura ejercer un mayor control sobre la generación de situaciones anómalas o ficticias en las solicitudes en la concesión de autorizaciones de nuevos viñedos que se han dado en algunas regiones.

En este sentido, uno de los criterios preferentes de autorización sobre la situación de un nuevo joven viticultor es el tamaño de la explotación, centrando la atención en el redimensionamiento de las pequeñas y medianas explotaciones.

Según Unión de Uniones, estos y otros cambios mejoran en su conjunto el sistema de autorización de nuevas plantaciones, aunque en opinión de la organización aún se deberían introducir correcciones tanto en la reglamentación comunitaria como en la normativa estatal, en beneficio de los viticultores y para evitar repartos asimétricos, deslocalización del viñedo en ciertas zonas y pérdidas del potencial productivo. Hay que tener en cuenta que España hoy cuenta con un millón de hectáreas de potencial vitícola tras haber perdido más de 200.000 en los últimos 15 años, a razón de más de 13.500 hectáreas por campaña.

Por este motivo Unión de Uniones insiste en la necesidad de regionalizar el reparto de nuevas autorizaciones de forma que cada Comunidad Autónoma disponga de su cupo del 1 % sobre su superficie de viñedo como mejor se adecue a su política vitivinícola

Asimismo, la organización señala también que queda pendiente fijar un límite por solicitante y año que podría ser de un máximo de 5 hectáreas o bien determinarse en función de la dimensión media de las explotaciones vitícolas en cada región.

“Aunque el Ministerio ha mejorado los criterios de admisibilidad, debería negociar en Bruselas nuevos parámetros para reforzarlos, por ejemplo, excluir a los titulares de viñedos ilegales o abandonados o que no hayan cumplido en tiempo sus compromisos de ejecución de autorizaciones o se hayan saltado las restricciones impuestas por las DO” - señalan desde Unión de Uniones – “Creemos que si no se toman en cuenta estas cuestiones y algunas correcciones en los criterios de prioridad, el RD no evitará la creación de condiciones artificiales para conseguir autorizaciones de plantación que se han dado en algunas regiones en anteriores ejercicios” – añaden.

La organización considera que se debe planificar mejor la gestión del potencial vitícola y no limitarse, exclusivamente, a establecer una cifra tope de incremento de la masa vegetal a nivel de todo el Estado al dictado más o menos caprichos de la Organización Interprofesional del Vino de España.

Por último, Unión de Uniones recuerda que la nueva norma incluye un adelanto de los calendarios, de forma que el tope de concesiones para el ejercicio 2018 habrá de darse a conocer, por parte del Ministerio, antes del 15 de diciembre, para que los interesados puedan solicitar las autorizaciones entre el 15 de enero y el último día de febrero del próximo año.

Hogan no está por la labor de crear un Observatorio Europeo del Mercado del Vino

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural. (photo: )

Phil Hogan, comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural.

A pesar de las reiteradas peticiones del conjunto del sector productor y comercializador vitivinícola de la Unión Europea  (la última la Asamblea General de las Regiones Europeas Vitivinícolas, que preside el presidente castellano-manchego Emiliano García Page), el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, no se muestra partidario de la creación de un Observatorio Europeo del Mercado del Vino, al igual que los existentes ya en otros sectores productivos (lácteo, cárnico, azúcar, cultivos herbáceos extensivos).

En recientes declaraciones al confidencial AgroEuropa, Hogan no se mostró convencido de que la creación de un observatorio específico para el vino vaya a aportar realmente soluciones o la información requerida para este sector. “El vino no es una materia prima; los mercados son muy diversos dependiendo de la calidad, del origen, y sería una tarea muy compleja y pesada intentar construir una estructura para seguir eficazmente todos los  principales precios del mercado”, afirmó Hogan.

Como informó ya la SeVi, durante la clausura de la Asamblea General de la AREV, celebrada en Estrasburgo el pasado 12 de julio, se aprobó la petición a la Comisión Europea de que se refuerce el presupuesto para la PAC para mantener y garantizar la continuidad de los programas de apoyo al sector del vino más allá de 2020, independiente de las incidencias presupuestarias del “Brexit”;  la creación de un observatorio para la transferencia de precios de mercado y un estudio del impacto de sobre la incidencia de una reforma de la PAC en el sector vitivinícola.

A continuación, información para suscriptores.