Topic:

La 4ª WBWE llega con un auge del 45% de las ventas de granel

 Publicado el por José Luis Murcia (colaborador)

Las transacciones comerciales del vino a granel durante el año 2011 alcanzaron los 4.800 millones de litros, un 45% más que en 2010 donde circularon a nivel internacional alrededor de 3.300 millones de litros, según se desprende de las cifras aportadas por las diferentes aduanas y recopiladas por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV); mientras la facturación ascendió a unos 2.500 millones de euros, un 38% más que los 1.812 millones de euros de 2010.
Según estos datos, el precio medio del granel, que incluye en las transacciones todos los volúmenes embotellados en envases de más de dos litros, incluidos los Bag-in-box, se situó en 0,52 euros el litro, un 10% menor a los 0,58 euros del año anterior. Estas cifras se deben a un mayor comercio que ha redundado en beneficio de mercados como el español, en primer término, que aumentó sus ventas y su precio medio hasta los 1.232 millones de litros y los 0,33 euros en el genérico y 0,64 euros por litro en el de D.O., respectivamente.
Cita ineludible en Ámsterdam
En este contexto, la cuarta edición de la World Bulk Wine Exhibition, que se celebrará este año en Ámsterdam entre los días 19 y 20 de noviembre, presenta un magnífico panorama para el vino a granel, máxime cuando en la tercera edición, celebrada en 2011, el volumen de negocio del certamen se estimó en aproximadamente 1.800 millones de litros, un 38% del volumen transado durante ese ejercicio.
Un estudio de Rabobank International, banco holandés especializado en el sector de vino embotellado, publicado en enero de este año advertía del rápido crecimiento del mercado del granel, que ya en 2010 situaba en el 43% del total, frente al 23% del año 2000, situación que justificaba por el abaratamiento de costes en el transporte y manipulación, así como en tendencias medioambientalistas.
Sin embargo, el salto producido entre 2010 y 2011 nos permite afirmar que las transacciones de granel pueden haber sobrepasado el 50% de las ventas totales en el mundo a tenor de las cifras antes citadas.
Escenario optimista
El escenario del vino a granel durante 2011 en lo que concierne a España ha cambiado sustancialmente, ya que ni los más optimistas esperaban que llegara el verano de 2012 con práctica inexistencia de vino almacenado y con precio que han ido al alza al menos hasta el mes de junio de este año, hecho que ha obligado a algunos bodegueros españoles a comprar vino en otros países como Portugal o Argentina para abastecer a algunos de sus clientes habituales.
No obstante, y aunque todavía es pronto para hablar de la próxima vendimia, todo parece indicar que Francia e Italia, muy mermadas en las cosechas de los tres últimos años, recuperarán su normalidad y entrarán con fuerza en el mundo del granel, como lo demuestra el interés despierto por la World Bulk Wine Exhibition en lugares como Borgoña, donde la inmensa mayoría del vino terminado envasado.
El retroceso de producción en Argentina no va a empañar las cosechas de otros productores del Nuevo Mundo, como Australia, Nueva Zelanda o Sudáfrica, lo que permite augurar una tendencia a la estabilización de los precios en los próximos meses.
Rafael del Rey, director del OEMV, mostraba su preocupación por el “exceso de optimismo” que observaba en algunos bodegueros que han vendido su granel a precios impensables el pasado año y que, en algunos casos, han supuesto un incremento del 50%, ya que lo lógico, en función de la nueva cosecha, es que los precios tiendan a la moderación, “aunque -recalcó- puede que sean algo más altos que en anteriores campañas”.
Del Rey aboga por la fidelización del cliente aún a costa de ceder algo en el precio, ya que la especulación en el sector del granel “puede ser pan para hoy y hambre para mañana”. En este sentido, sorprende que algunas bodegas españolas, muy pocas eso sí, dejaran el año pasado de ir a la WBWE con la excusa de no tener vino para vender, pero lo cierto es que si se pierden los contactos comerciales, hay vendedores de otros países, especialmente Francia e Italia, pero también Argentina. Chile, Australia, Sudáfrica o Nueva Zelanda dispuestos a copar ese hueco y a dejar con el vino en stocks a aquellos que se la han jugado.
Expectativas de crecimiento
Responsables de la WBWE señalaron a SeVi su confianza en superar el centenar de bodegas participantes en la edición de 2011 e incrementar el volumen de negociación del pasado año, ya que la nueva cosecha estará lista en noviembre para ser vendida en los países de la Vieja Europa y no digamos en los del otro hemisferio cuya cosecha se cerró entre marzo y abril de este año.
La remisión de las emisiones de CO2, así como la democratización del acceso al vino en todo el mundo, han propiciado el auge del vino a granel, que desplaza de esta forma buena parte del envasado en origen para pasar en contenedores su periplo transnacional, según han comentado a ‘La Semana Vitivinícola’ operadores internacionales del mercado francés quienes ubican a Alemania, Reino Unido y Estados Unidos como los nuevos grandes receptores de este tipo de vino.
La WBWE, sensible a todos estos movimientos sectoriales, dedicará este año su capítulo de conferencias al valor añadido que supone vender vino a granel con indicación varietal o con I.G.P., factor que en el caso de España ha hecho aumentar su precio hasta un 50%.
 

Intervitis Interfructa: Impulso a la innovación en el tratamiento del vino

 Publicado el por SeVi (colaborador)

El tema candente en todo el mundo son los cambios en la vinificación ocasionados por el clima. En este tema, no solo el aumento de los contenidos de azúcares en las uvas y, como consecuencia, el creciente aumento de los contenidos de alcohol, desempeña un papel importante. También se habla de otras cuestiones problemáticas como el decreciente contenido de ácidos en el mosto/vino con, a su vez, los crecientes valores de pH. Y, asimismo, se tratan nuevas cuestiones, como las influencias inducidas por el medio ambiente (por ejemplo los grandes incendios en los bosques de Australia y las regiones mediterráneas) que suponen para los productores de vino siempre nuevos desafíos. ¿De qué opciones modernas pueden servirse los productores en el futuro para producir vinos apetecibles tanto desde el punto de vista sensorial como de la salud?
En la feria Intervitis Interfructa 2013, del 24 al 27 de abril en Stuttgart, se contará con un gran impulso a la innovación en la tecnología de bodegas: la tecnología de procedimientos, el tratamiento del vino y también en lo concerniente a las nuevas levaduras y encimas.
Los avances en el tratamiento del vino no se ven influidos solamente por los cambios climáticos o las nuevas tendencias en las preferencias de los consumidores, sino también por las condiciones legales. Se ha debatido, discutido, investigado y explorado durante tiempo y ahora está claro: las sustancias de tratamiento enológico como la albúmina, la caseína y la lisozima deben especificarse en la etiqueta a partir de 2012 si se detectan trazas de dichas sustancias en el producto final. El 30 de junio de 2012 finalizó un plazo de transición en el que dichas sustancias alergénicas para el tratamiento del vino a base de productos animales no eran de marcado obligatorio dentro de la UE.
A la espera de la nueva normativa, muchos proveedores de tecnología en el ámbito de la enología han desarrollado en los últimos tiempos nuevos productos con los que se pueden sustituir parcialmente, por ejemplo, la clara de huevo de gallina (albúmina) y la proteína de la leche (caseína) en el tratamiento del mosto.
Ya en 2003 la Asociación Alemana de Viticultura, con el apoyo científico de la Academia del Vino alemana, encargó un proyecto de investigación que debía estudiar los riesgos para los consumidores al consumir vinos clarificados con cola de pescado, caseína o albúmina. Desde el principio el requisito principal fue la protección del consumidor. Este se convirtió en el estudio más amplio a nivel internacional sobre esta temática surgido de los primeros proyectos pilotos; ahora está a punto de finalizarse.
En un seminario previo a la Intervitis Interfructa 2013, los científicos participantes presentaron sus resultados en junio de 2012 en Stuttgart. En el centro de investigación de Geisenheim se produjeron bajo la dirección especializada de la profesora Monika Christmann más de 300 vinos de prueba diferentes en parte con el doble de sustancias de tratamiento que se permitían o precisaban para probar el peligro de provocar alergias, incluso en un uso totalmente inadecuado. Paralelamente, en la Universidad de Hamburgo se desarrolló bajo la dirección de la doctora Angelika Paschke una metódica de comprobación inmunológica muy sensible que detecta las trazas más insignificantes de las sustancias utilizadas para tratar el vino. Incluso con este proceso extremadamente costoso no se encontró ninguna traza relevante que pudiese provocar alergia en vinos que se habían filtrado con clara de huevo.
Los resultados de los tests clínicos en la Universidad de Múnich, cuyo responsable fue el profesor Knut Brockow, también resultaron unívocos: ninguno de los alérgicos al huevo o a la leche que participaron en los tests mostró reacciones alérgicas tras probar vinos clarificados con albúmina (y posteriormente filtrados).
No obstante, la comisión de la UE no se ha dejado convencer por ello y, por tanto, en el futuro (al igual que con el sulfito prescrito hace tiempo) deberá declararse el uso de sustancias para el tratamiento con base de leche o huevos, a menos que estos alérgenos no se detecten en el producto final conforme a los métodos de análisis adoptados por la Organización internacional de la Viña y el Vino, OIV.
El cambio climático, la gestión de la calidad consecuente desde la viña a la bodega, el comportamiento de los consumidores y las tendencias en la demanda en el comercio y la gastronomía hacen que el mercado se oriente de nuevo en el ámbito de la enología y la microbiología. Hay mucho movimiento en el tema de las sustancias para el tratamiento del vino. Y esto se manifestará en los nuevos productos de los expositores de la Intervitis Interfructa 2013, así como en el prestigioso programa de congresos internacional de la feria.
Se prevé, además de la conferencia enológica, cuyo asunto principal es la gestión del alcohol y las nuevas técnicas de procesamiento, una conferencia sobre la “Microbiología y el análisis”, en la que se hablará de los temas actuales del tratamiento del vino como, por ejemplo, la fermentación alcohólica y maloláctica, los nuevos procedimientos de análisis, la técnica sensorial y la técnica sensorial humana. Más información: www.intervitis-interfructa.de; www.dwv-online.de/kongress.

Identifican a los progenitores del Tempranillo entre vareidades minoritarias del valle del Ebro

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino-ICVV (Gobierno de La Rioja, CSIC, Universidad de La Rioja) y del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra) han identificado los progenitores de la variedad de uva Tempranillo, la uva tinta más extendida en España con un 20% de la superficie total de viñedo. Constituye la primera determinación del origen genético de una de las variedades de uva más cultivadas en España.
El análisis de parentesco ha permitido identificar las variedades Albillo Mayor y Benedicto como los padres del Tempranillo. El Albillo Mayor (denominado Turruntés en La Rioja) es una variedad muy conocida, que se cultiva en el centro de la Península Ibérica; por el contrario, la variedad Benedicto casi no se cultiva en la actualidad, solo queda de forma residual en Aragón, y carece de referencias históricas claras en la literatura vitícola española.
Los datos históricos y genéticos reunidos en esta investigación permiten señalar que la variedad Tempranillo podría haber nacido en el último milenio probablemente en el entorno del valle del Ebro.
El Tempranillo se utiliza para la producción de vino tinto y actualmente está extendido en muchas regiones vinícolas de todo el mundo. Gracias a esta investigación se ha identificado por primera vez la genealogía de una de las grandes variedades de uva española en superficie y valor comercial. Previamente se había encontrado el origen genético de otras variedades como Cabernet-Sauvignon (1997) o Merlot (2009).
En el trabajo se ha utilizado tanto el análisis de ADN como datos morfológicos e históricos que permitieran caracterizar las relaciones genéticas del Tempranillo, identificando a sus progenitores y también a sus descendientes.
El equipo del ICVV-La Rioja ha realizado el análisis de determinados marcadores de ADN significativos en la colección de variedades de vid del Imidra (compuesta por unos 3.400 ejemplares de vid), cuyos investigadores también han realizado el estudio morfológico e histórico de la investigación.
La revista científica ‘American Journal of Enology and Viticulture’ publicará en julio este estudio firmado por los investigadores Javier Ibáñez (ICVV), Gregorio Muñoz-Organero (IMIDRA), L. Hasna Zinelabidine (ICVV), M. Teresa de Andrés (Imidra), Félix Cabello (Imidra) y José Miguel Martínez-Zapater (ICVV).
Por otro lado, la investigación incorpora una búsqueda de variedades derivadas del Tempranillo. Partiendo de una base de datos que contiene la mayor parte de las variedades españolas sólo se identificó una, el Coloraíllo, como un posible descendiente del Tempranillo y de la Moravia Dulce (variedad también conocida como Marufo o Brujidera). En este caso se ha identificado al Tempranillo como el progenitor masculino. Además, para cada uno de los padres del Tempranillo se han identificado otras variedades españolas relacionadas: Albillo Mayor está relacionado con Castellana Blanca y Benedicto con Benedicto Falso de Aragón.
El presente estudio contribuye a ilustrar la necesidad de preservar variedades antiguas, especialmente aquellas que ya no se cultivan, como se ha hecho en El Encín, instalación dependiente del Imidra que gestiona la colección nacional de variedades de vid, y en otros repositorios de todo el mundo.
La identificación de los padres del Tempranillo permite en primer lugar ratificar científicamente el origen autóctono de esta variedad. Además esta información puede servir para obtener nuevas variedades relacionadas que se adapten adecuadamente a nuevos entornos climáticos y geográficos, o que ofrezcan nuevas o mejores características de interés vitícola y enológico.
La investigación
El proceso para llegar a identificar los ascendientes de una variedad de vid es complicado, debido sobre todo a la edad de muchas de ellas, que se miden en cientos de años de cultivo. En muchos casos no es posible un hallazgo como el que aquí se presenta, simplemente porque los progenitores han desaparecido. En caso de que existan, es necesario llevar a cabo, por un lado, un estudio de ADN y, por otro, un estudio histórico. Ambos se deben complementar en lo posible con estudios de la morfología de cada variedad.
Para el análisis de ADN se toman muestras (normalmente de hoja) de las distintas variedades a evaluar, se extrae su ADN y se analiza en unos puntos concretos (marcadores) que permiten establecer la posible existencia de relaciones de parentesco entre las variedades. Cuantos más marcadores se utilicen, más fiable serán los resultados del análisis de parentesco.
El estudio histórico, ayudado por el morfológico, sirve para tratar de determinar el origen temporal de las variedades implicadas, y sus lugares de cultivo en tiempos remotos, que pueden no coincidir con los actuales.
El Tempranillo
El Tempranillo es la uva española por excelencia para la elaboración de vino tinto. Además de la superficie de cultivo que ocupa (20% del viñedo español), se cultiva en 56 de las 72 denominaciones de origen españolas.
En Europa está autorizada su explotación en Portugal, Francia, Italia, Grecia, Malta y Chipre. También en Argentina, Australia, Canadá, Chile, República Dominicana, Líbano, Marruecos, México, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Turquía, Uruguay y EE.UU.
En todo caso, no siempre recibe el mismo nombre. El Catálogo Internacional de Variedades de Vid detalla hasta 66 sinónimos del Tempranillo, lo que también demuestra su relevancia y difusión. Algunos de los sinónimos más comunes en España son Tinta del País (D.O. Ribera del Duero), Tempranillo de Rioja, Aragonés, Cencibel (La Mancha), Chinchillana, Escobera (Badajoz), Tinto Fino de Madrid (Madrid), Tinta de Toro (Zamora), Tinto Aragonés (Aragón) y Ull de Llebre (Cataluña). Además, se conoce en Portugal bajo los nombres Aragonez y Tinta Roriz.
No es fácil encontrar referencias históricas fiables acerca de esta variedad, debido a que el nombre de Tempranillo hace referencia a una maduración temprana, y se ha utilizado, con pequeñas diferencias de ortografía, para nombrar distintas variedades: Tempranillo, Tempranilla, Temprano o Temprana (por ejemplo, en el Libro de Alexandre, Mester de Clerecía, siglo XIII).
La primera referencia escrita detallada en el estudio data de 1765 (J. A. Valcárcel), y en ella se describen algunas características de la variedad (resistente piel de la baya, sarmiento fuerte, con maduración 15 días antes que la Garnacha Tinta).
En 1807, Rojas Clemente y Rubio ofrecieron una descripción morfológica más completa, y mencionaron que el Tempranillo fue cultivado en Logroño (La Rioja) y que se había intentado cultivar en el sur de España (Sanlúcar, Cádiz) con un comportamiento poco óptimo.
Cien años más tarde, Manso de Zúñiga (1905) describió rigurosamente la variedad Tempranillo que se cultiva en La Rioja (España) e incluyó sus facetas agronómica, ampelográfica y enológica. Y poco más tarde, García de los Salmones (1914) propone que el origen probable de esta variedad se encuentra en el valle del Ebro (La Rioja y Aragón), una hipótesis que ratifican ahora estos resultados.

Los precios del granel siguen al alza en la exportación española

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Con los datos del último informe sobre exportaciones, correspondiente al mes de mayo, elaborado por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), queda patente la tendencia alcista de los precios medios, fundamentalmente de graneles y mostos, en la venta exterior del sector español. Así, en el acumulado enero-mayo el vino con D.O. a granel se pagó de media a 0,73 euros por litro (+14,9%), el vino sin D.O. a granel alcanzó los 0,41 euros por litro (+28,3%) y los mostos se pagaron en el exterior a un precio medio de 0,88 €/l (un incremento del 28%). Con estas cifras, el precio medio de todos los productos vitivinícolas (vinos, mostos y vinagres) se situó en 1,03 euros por litro (+10,1%). Atendiendo solo al vino, este cotizó a 1,06 euros por litro (+8,6%).

Cada 7 dias

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en documento PDF adjunto.