Topic:

La superficie de viñedo en España permanece estable, con 963.644 hectáreas en 2014

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

FOTO: C.R.D.O. Rueda. (photo: )

FOTO: C.R.D.O. Rueda.

Tablas en pdf adjunto.

De acuerdo a la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (Esyrce) del año 2014, realizada por el Ministerio de Agricultura (Magrama), el área de cultivo de viñedo en nuestro país se mantuvo estable, bajando un 0,15% y en 1.450 hectáreas respecto al año anterior, hasta 963.644 hectáreas.

De esta superficie total de viñedo, unas 950.541 ha corresponden a viñedo de uva para transformación, que representa el 98,64% del total, 0,03 puntos más que en 2013, mientras que el 1,36% restante y 13.103 ha están ocupadas por distintas categorías de uva de mesa.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

Nuevo avance de producción de vino y mosto en España: 39,52 Mhl en 2014/15 según el Magrama

 Publicado el por SeVi (colaborador)

España (photo: )

España

Avance completo en pdf adjunto.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha hecho público un nuevo avance de producción de vino y mosto para la campaña 2014/15, con datos a 30 de septiembre. Este nuevo cálculo sitúa la elaboración en 39.519.773 hectolitros, un 26,2% inferior a la campaña pasada.

Además, con este nuevo dato, el Magrama revisa a la baja la estimación de producción que elaboró con datos a finales de agosto (39.920.118 hl).

Las DD.OO. del vino destacan la necesidad de iniciativas conjuntas para atraer a nuevos consumidores

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) celebró el pasado 7 de noviembre su segunda Asamblea General de 2014, en la localidad de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), en el marco de un programa de actividades organizado por la Denominación de Origen La Mancha, destinado a conocer la realidad vitivinícola, gastronómica y cultural de esta zona de producción.

Numerosas DD.OO. del resto del país acudieron a la sesión, que se centró en la importancia de poner en marcha iniciativas conjuntas que contribuyan a que el consumo de vino aumente en nuestro país, especialmente entre los sectores más jóvenes de la sociedad. Los representantes de los consejos reguladores presentes en la Asamblea debatieron y analizaron diversas alternativas de acción para dejar claro que el vino es un producto “des-complicado”, fácil y accesible, que acompaña a múltiples formas de ser y de pensar, de hacer y de vivir. Un producto auténtico, muy nuestro y al alcance de cualquiera.

Las DD.OO. recibieron también información actualizada sobre los actos delegado y de ejecución que desarrollan normativamente el sistema de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo, así como sobre la protección de los derechos de propiedad intelectual de las D.O. y de las indicaciones geográficas en Internet, a partir de la situación actual en la que se encuentra el proceso de delegación de los dominios .wine y .vin. También fueron informados sobre el momento en el que se encuentra la negociación del tratado internacional de libre comercio que está siendo negociada por la Unión Europea y Estados Unidos  (el llamado Transatlantic Trade and Investment Partnership o TTIP).

Por otro lado, los representantes de los consejos reguladores pudieron conocer, entre otros asuntos, las novedades que, en materia de etiquetado, trae el reglamento europeo sobre información alimentaria facilitada al consumidor, que entrará en vigor a partir del 14 de diciembre.

Por último, se informó a los máximos representantes de las DD.OO. de la labor realizada por los grupos de trabajo sobre gastronomía y sobre vino que están siendo coordinados por ICEX en el marco del Grupo de Trabajo para la Internacionalización del Sector Agroalimentario (GTISA), grupo interministerial creado en 2013.

La reunión estuvo precedida por una recepción oficial en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, en la que intervinieron el alcalde de Alcázar, Diego Ortega; el presidente de CECRV, Amancio Moyano; y la consejera de Agricultura de Castilla La Mancha, María Luisa Soriano. Todos ellos pusieron de manifiesto el importante papel que juegan las denominaciones de origen en el sector, así como el compromiso de las autoridades locales y autonómicas con el vino y la importancia de Castilla La Mancha, en tanto que la zona con mayor superficie de viñedo del mundo, en el conjunto de la actividad vitivinícola de nuestro país.

Tras la Asamblea General, los representantes de las diferentes denominaciones de origen que participaron en la sesión disfrutaron de un amplio programa de visitas de interés enológico organizado por la Asociación Interprofesional C.R.D.O. La Mancha, que permitió así conocer algunos de los principales atractivos vitivinícolas, culturales y gastronómicos de su zona de producción. Los asistentes a la asamblea pudieron visitar la cooperativa más grande de Europa (Cooperativa Virgen de las Viñas) y una importante empresa alcoholera (ALTOSA) en Tomelloso, el Cerro de los Molinos de Campo de Criptana, así como también las Tablas de Daimiel y el Corral de Comedias de Almagro, tras un breve recorrido por esta bonita ciudad. 

 

El mercado mundial de los vinos espumosos

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

Informe completo en pdf adjunto.

La producción mundial de vinos espumosos ha alcanzado los 17,6 millones de hectolitros en 2013 y registra un aumento del 11% en relación con 2012 y del 40% en los últimos 10 años, según el informe de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) sobre estos vinos presentado en el 37º Congreso de esta institución. La parte correspondiente a los vinos espumosos con respecto a la producción total de vino también ha aumentado significativamente estos últimos años. Mientras que en el año 2000 el espumoso no representaba más que el 4% de la producción mundial de vinos, en 2013 ha sobrepasado el 7%.

La producción de vinos espumosos se diversifica: mientras que en 2000, el 74% de los vinos espumosos era producido por cuatro países de la UE (Francia, Italia, Alemania y España), en el año 2013 estos países no aportan más que el 63%.

Francia sigue siendo el principal país productor, con 3,5 Mhl producidos en 2013. El champagne representa, por sí mismo, más del 15% de los vinos espumosos producidos en el mundo. Italia, con 3,2 Mhl es el segundo país productor. Su producción ha experimentado un importante progreso en estos últimos diez años, +22% en relación a 2002. Alemania, con 2,6 Mhl se encuentra en la tercera posición, los vinos espumosos representan el 31% de su producción vinícola. Por su parte, España produce 1,8 Mhl de vinos espumosos.

Si bien la producción de este tipo de vinos sigue concentrada en Europa occidental, los países de Europa del Este, así como también Australia y Estados Unidos, adquieren mayor importancia. En estos países, la producción de vinos espumosos ha aumentado notablemente en los últimos diez años (+29% en Australia, +25% en Estados Unidos e incluso se ha triplicado en Argentina con +198% y en Brasil, con +248%).

Consumo:

La estacionalidad del consumo de los vinos espumosos es su principal característica. En general, se lo asocia a las celebraciones de fin de año. Sin embargo, se nota una tendencia a suavizar estos picos de consumo. Manteniéndose estable a lo largo de todo el año. Actualmente, los vinos espumosos se consumen de manera más regular y menos específica, se asocian a todas las celebraciones (como los aniversarios, despedidas por jubilaciones, etc.) y también se consumen durante los aperitivos y forman parte de los cócteles.

Mientras el consumo mundial de vinos aumentó un 4% en estos diez últimos años, los vinos espumosos (que representan un 6% del consumo total de vinos), registraron un incremento del 30%. Tras una disminución debida a la crisis, el consumo vuelve a crecer en estos últimos tres años, para llegar hasta los 15,4 Mhl, un progreso del 4% en relación al año anterior.

Los mercados de los vinos espumosos alemán y francés siguen siendo los más importantes, con un consumo de 3,1 y 2,1 Mhl en 2013, respectivamente. Sin embargo, existe un interés creciente por estos vinos fuera de la UE, principalmente en Estados Unidos, Australia, Rusia y en los países de Europa del Este, que han aumentado notablemente su consumo durante los últimos diez años. La progresión del consumo australiano de este tipo de producto (+7% en cinco años y +42% en diez años) se puede explicar por el buen nivel del poder adquisitivo australiano y por un cambio de divisas favorable, pero también por la democratización del consumo de vinos espumosos (“efecto moda”). El consumo de champagne y de espumosos en general, también tiene una tendencia al alza en China. Este país es actualmente el quinto importador de champagne del mundo, después de la UE e inmediatamente por debajo de Estados Unidos, Japón y Australia.

Comercio exterior:

Los intercambios de vinos espumosos han aumentado de manera regular desde finales del siglo pasado, tanto en volumen como en valor. Desde el año 2000, las exportaciones mundiales de vinos espumosos han alcanzado más del doble de su volumen, con un porcentaje de crecimiento anual medio del 9%, que pasa de 3,11 Mhl a 8,7 Mhl en 2013. El crecimiento en valor fue relativamente más bajo; el porcentaje de crecimiento anual medio es del 5% desde 2000, lo que implica un salto de 2.300 M€ a 4.300 M€ en 2013. La evolución en valor se vio significativamente afectada por la crisis económica de 2008 y sus efectos sobre el consumo mundial de vinos, particularmente para los productos de alta gama.

La parte correspondiente a las exportaciones de vinos espumosos representa casi el 9% del volumen total de las exportaciones de vinos y el 18% de su valor.

Los tres principales exportadores de vinos espumosos representan más del 80% de las exportaciones mundiales en volumen y en valor, entre los que Francia constituye por sí sola el 53% del total de las exportaciones en valor. Las partes de mercado de los principales exportadores han evolucionado considerablemente en estos últimos diez años. Como ya se ha mencionado, las exportaciones francesas de vinos espumosos, tanto en volumen como en valor, se han visto muy afectadas por los efectos de la crisis económica de 2008, que ha favorecido a los productos comercializados a un precio más económico, como el prosecco italiano o el cava español. Sin embargo, cabe destacar que las exportaciones italianas y españolas siguen siendo menos valorizadas que las exportaciones francesas, que se ven beneficiadas por el champagne (el cual representa más de la mitad del valor con menos volumen exportado).

Los vinos espumosos italianos y españoles se han convertido en las alternativas al champagne debido a su precio mucho más bajo, principalmente en mercados clave como Estados Unidos o Reino Unido. Pero esta disminución de las exportaciones francesas a los mercados anglosajones se ha visto ligeramente compensada por su aumento en el mercado asiático, fundamentalmente en Singapur, que desde hace tres años es el principal importador de champagne con destino hacia el mercado asiático.

En relación a 2008, Francia ha perdido el 8% del mercado en valor mientras que Italia ha ganado el 7% del mismo. En volumen, Italia ha ganado un 4%, mientras que Francia y España han perdido respectivamente un 6% y un 2% de parte del mercado en relación a 2008.

El papel de algunos pequeños productores o países que se dedican únicamente a elaborar vinos espumosos ha aumentado en los últimos años. Letonia es un buen ejemplo: sus exportaciones de vinos espumosos, principalmente hacia Rusia, han aumentado desde el año 2000 a una media de 5,5% por año en valor y de 11,8% en volumen.

Singapur es el país que ha experimentado el crecimiento más rápido en el comercio de vinos espumosos. Es el cuarto principal exportador mundial de vinos espumosos desde el año 2000, con 8,7 millones de litros vendidos en 2013, lo que representa más de 245 M€. Se trata de vinos importados que son reexportados. Los cinco primeros importadores mundiales, sin incluir a Singapur, representan casi el 50% de las importaciones totales de vinos espumosos, con Reino Unido y Estados Unidos que representan cada uno el 14% del total.

Coyuntura vitivinícola mundial

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Jean-Marie Aurand, presentando el panorama del sector vitivinícola mundial en el Congreso de la OIV. (photo: )

Jean-Marie Aurand, presentando el panorama del sector vitivinícola mundial en el Congreso de la OIV.

Presentación completa en pdf adjunto.
Durante el 37° Congreso Mundial de la Viña y el Vino, el director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Jean-Marie Aurand, presentó un informe sobre la coyuntura del sector vitivinícola mundial. A modo de resumen, sus principales cifras reflejan que la superficie vitícola mundial en 2013 era de 7.519.000 hectáreas, con tendencia a la contracción del viñedo. No obstante, a pesar de la reducción de la superficie vitícola, la producción mundial de uva se ha ido incrementando (751 millones de quintales) en 2013. Aurand recordó los datos, ya recogidos por SeVi, de la primera estimación de la producción mundial de vino en 2014, que alcanza los 271 millones de hectolitros.

Superficie vitícola:

La superficie vitícola mundial (7,52 millones de hectáreas) se está contrayendo, principalmente debido a la reducción de los viñedos europeos. Esta contracción ha sido compensada parcialmente por el incremento en las superficies plantadas en el resto del mundo. En China y América del Sur, la superficie vitícola total ha continuado en aumento: se trata de los principales centros de crecimiento del viñedo en el mundo.

Uva:

La producción mundial de uva es de 751 millones de quintales (uvas destinadas a todos los usos). Una tendencia al alza en la producción de uva (+17% desde 2000), a pesar de la reducción de la superficie vitícola: esto se puede explicar en parte por un incremento en los rendimientos, las condiciones climáticas particularmente favorables en algunos países y las mejoras continuas en las técnicas vitícolas.

China, con 115 millones de quintales genera el 15% de la producción mundial de uva, seguida por Italia (79 millones de quintales) y los Estados Unidos (75 millones de quintales de uva).

Producción de vino:

Con una reducción del 6% respecto al año anterior, la producción mundial de vino en 2014 (excluyendo zumos y mostos) se estima en 271 Mhl. El año se ha caracterizado por condiciones climáticas poco favorables que han originado esta situación, particularmente en Europa. A pesar de una tendencia a la baja, Europa sigue siendo el primer productor de vino. Francia se encuentra a la cabeza de los países productores (46,2 Mhl), por delante de Italia, que ha experimentado una cosecha más escasa (44,4 Mhl), mientras que España ha vuelto a un nivel medio de producción (37 Mhl) tras un año récord en 2013. Por otro lado, la producción en el hemisferio sur y en Estados Unidos sigue aumentando: Argentina, 15,2 Mhl (+1%/2013); Nueva Zelanda, un nuevo récord con 3,2 Mhl (+29%/2013); Sudáfrica, 11 Mhl (+4%/2013) y Estados Unidos, que registra un nivel de producción elevado (22,5 Mhl).

Consumo de vino:

Los datos disponibles muestran una consolidación del consumo global en 2014 (estimado en aproximadamente 243 Mhl). Los datos confirman que el incremento en el consumo de vino ya no está impulsado por los países tradicionalmente productores y consumidores de vino, sino por la emergencia y el desarrollo de nuevos polos de consumo. El periodo 2000-2013 se ha caracterizado por una modificación del mapa del consumo de vino: actualmente, en torno a un 39% del consumo se localiza fuera de los países de la Unión Europea, respecto al 31% del año 2000.

Comercio internacional de vino:

El mercado vitivinícola es un sector cada vez más internacionalizado: el porcentaje de producción vinícola que se destina al comercio mundial se ha prácticamente duplicado: en 2000, el 25% del vino consumido en el mundo era importado; en 2013, este porcentaje se ha incrementado hasta más del 40%. En 2013, el comercio de vino disminuyó un 2,2% en volumen, lo que representa 98 Mhl. Sin embargo, el alza de los precios permitió un incremento de los ingresos totales del 1,5%, hasta llegar a los 25.700 M€.