Topic:

La autorización de nuevas plantaciones de viñedo en 2016 es solo algo superior a la pérdida de potencial vitícola en la UE

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

Viñedos a la falda de la Sierra de Cantabria. FOTO: Bodegas Gómez Cruzado. (photo: )

Viñedos a la falda de la Sierra de Cantabria. FOTO: Bodegas Gómez Cruzado.

Artículo completo con tablas en pdf adjunto.

Las autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo en la Unión Europea para este año 2016 estarán apenas un poco por encima de la pérdida potencial vitícola observada entre finales de las campañas 2013/14 y 2014/15 (31 de julio), según los datos que se dieron a conocer en la reunión del Grupo de Diálogo Civil (GDC) sobre el Vino, celebrado el pasado 11 de marzo en Bruselas.

En cifras, la UE-28 (en los 13 Estados que han puesto en marcha el nuevo sistema) ha perdido entre ambas campañas señaladas un potencial de superficie de producción vitivinícola de 23.338 hectáreas, al pasar de los algo más de 3,2 Mha a poco menos de 3,18 millones, es decir un 0,7% entre ambas campañas, como se recoge en el cuadro adjunto.

A continuación, información exclusiva para suscriptores

La importación vitivinícola española crece más en valor que en volumen en 2015

 Publicado el por Alfredo López (colaborador)

 (photo: )

Tablas en pdf adjunto.

Las importaciones españolas de productos vitivinícolas se incrementaron durante el pasado año 2015 un 4,1% en volumen, hasta 75,15 millones de litros, y un 12,4% en valor, hasta rozar los 210,6 millones de euros, con un precio medio de compra un 8,1% superior de 2,80 €/litro, según los datos de la Agencia Tributaria (AEAT), recabados y analizados con detalle y profusión por la Fundación Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

No obstante, teniendo en cuenta solo el epígrafe de los vinos (descontando por tanto los datos de vino aromatizado, mostos y vinagres), las importaciones se redujeron un 3,5% en volumen, hasta 46,7 millones de litros, pero aumentaron un 16,5% en valor, hasta sumar 173,7 M€, con un valor medio de compra de 3,72 euros por litro, superior en un 20,7% al del año anterior (3,08 €/l), debido a la entrada de productos de mayor valor añadido, como los vinos envasados con D.O.P. y espumosos.

A continuación, información exclusiva para suscriptores.

La FEV pide acelerar el paso de la Interprofesional del Vino de España

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Asamblea General de la FEV. (photo: )

Asamblea General de la FEV.

El presidente  de la Federación Española del Vino (FEV), Christian Barré, trasladó el pasado 9 de marzo a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, la necesidad de aprobar “cuanto antes” la Extensión de Norma de la Interprofesional del Vino, que permitirá su “puesta en marcha definitiva”. Además, pidió el apoyo del Ministerio para trabajar conjuntamente y lograr que “se prorroguen los fondos europeos de apoyo al sector del vino contemplados en la OCM más allá de su final previsto en 2018”.

Estos fueron algunos de los mensajes que el presidente de la FEV planteó a la ministra durante la clausura de la Asamblea General que la patronal bodeguera celebró en Barcelona y en la cual Barré hizo un repaso por los principales asuntos en los que ha trabajado la FEV en 2015 y enunció las principales prioridades para 2016 en defensa de los intereses de las bodegas españolas.

A nivel de reglamentación, Barré destacó que existe una voluntad de simplificación de reglamentos a nivel comunitario que, aunque en principio pudiera parecer positiva, para el vino “puede suponer una mayor complicación y, sobre todo, un riesgo enorme de pérdida de especificidad”, tal y como publicó SeVi, ya que, hoy en día, el vino cuenta con normativa específica para asuntos tan importantes como etiquetado, prácticas enológicas, trazabilidad, etc., que “garantiza la seguridad de los productos y la información al consumidor”.

Respecto al nuevo sistema de autorizaciones de plantación que se ha puesto en marcha este año, apuntó que se trata de un tema que afecta a las regiones vitivinícolas y a los consejos reguladores y “son ellos los que, con el pleno conocimiento de lo que ocurre en sus respectivas zonas, deben recomendar lo que más les conviene y trasladárselo al Ministerio”. Después será el propio Ministerio el que tendrá que justificar por qué se autoriza una cantidad por debajo del límite del 1% nacional de nuevas plantaciones que ha marcado Bruselas.

Christian Barré manifestó su preocupación al hablar de fiscalidad por la “incertidumbre en el ámbito político” y por la experiencia que tiene el sector de que cada nuevo Gobierno trata de modificar el sistema impositivo vigente. Por ello, la prioridad de la FEV será asegurar que se mantiene el statu quo fiscal del vino tanto en impuestos especiales (tipo cero) como en el IVA en hostelería (10%).

En el ámbito de las políticas de salud pública, el presidente de la FEV defendió el papel que la FEV ha jugado en la difusión en España del programa europeo Wine in Moderation, que aboga por la educación y la formación sobre patrones de consumo moderado y responsable de vino como principal vía para luchar contra los efectos negativos del consumo abusivo de alcohol. “Estamos convencidos de que la autorregulación es la mejor forma de promover el consumo responsable”, afirmó.

“Ahora bien, no debemos mezclar la prevención con la posibilidad de comunicar de un sector”, apuntó el presidente, por lo que la asociación seguirá trabajando para que se flexibilicen los horarios en los que el vino puede hacer publicidad en televisión, siempre en el marco de espacios dirigidos a adultos. “Porque el vino es cultura y parte de nuestra vida y consumido con moderación es saludable”, recordó

El presidente de la FEV se mostró optimista al hablar de medio ambiente, recordando el apoyo del Ministerio durante la presentación del certificado Wineries for Climate Protection el pasado mes de noviembre. Un certificado que permite a las bodegas demostrar de manera concreta y medible su huella climática y comunicárselo a la sociedad. Para Barré, esta herramienta es un punto de partida para luego mejorar cada año y ayudará a las bodegas a estructurar sus pasos en la lucha activa contra el cambio climático.

 

Por su parte, la ministra García Tejerina, puso en valor la labor de la FEV, que desde 1978 representa un papel muy relevante en la defensa de la imagen del vino como alimento básico de la Dieta Mediterránea y también de los intereses de sus empresas asociadas. La ministra dijo compartir la preocupación del sector vitivinícola por el descenso del consumo interno y trasladó a la Asamblea de la FEV los signos esperanzadores que se constatan en cuanto al cambio de hábitos de consumo, a través de nuevos canales de venta directa, que cuentan con muchas probabilidades de crecer con fuerza en el futuro. Unos datos de consumo interior que contrastan con el logro conseguido en las exportaciones de vino durante 2015, año en el que se han batido todos los records, al poner en los mercados cerca de 24 millones de hectolitros por un importe de 2.638 millones de euros. Para la ministra, se trata de un “hito en la historia de la vitivinicultura española que, como todo, se puede y se debe mejorar, especialmente en lo que respecta al valor del vino exportado”.

En un mundo globalizado como el actual, García Tejerina destacó la importancia de estar atentos a todos los frentes y en todos los niveles de decisión. En ese sentido, explicó la decisión del Ministerio de participar en la próxima reunión de la organización intergubernamental Códex Alimentarius que se va a celebrar en China y en la que se tratarán asuntos relacionados con los aditivos en el vino, así como potenciar el papel de España en la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIVE), con el apoyo de la FEV.

Miguel A. Torres nuevo vicepresidente primero

Durante el transcurso de la Asamblea, en la que se presentó la Memoria Anual de Actividades de la FEV, uno de los hechos más relevantes fue la elección de Miguel A. Torres, presidente de Bodegas Torres, como nuevo vicepresidente primero de la FEV, cargo que estaba vacante desde mediados del año pasado. Torres mantiene además la vicepresidencia del área de Internacionalización, según la nueva estructura  interna que se aprobó en 2015 y que fue sometida a la ratificación de la Asamblea General.

También se aprobó el nombramiento de Marc Grin, director general de Bodegas Murviedro, como nuevo tesorero de la FEV en sustitución de Juan María Torres, que se jubila tras más de 25 años ejerciendo dicha responsabilidad y al cual se homenajeó en un almuerzo posterior al que asistió también la ministra Isabel García Tejerina.

Un sector que apuesta por su futuro

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Aunque no disponemos, todavía, de datos concretos sobre cuál ha sido el volumen exportado, o al menos comprometido en estos dos primeros meses del año; todo parece indicar que ha sido bastante. Tanto como para hacer reaccionar a unas cotizaciones que se mantenían anodinas ante el paso del tiempo y la publicación de informaciones que hacían referencia a existencias y producciones. El aumento de las cotizaciones y las diversas declaraciones procedentes de la producción anunciando un ajetreado comercio y unas disponibilidades bastante mermadas son dos buenos argumentos para creer el mensaje.

La duda viene ahora sobre si la reacción de los precios ha acabado, o por el contrario, seguirá su senda alcista en los próximos meses, confirmando la fortaleza de la propiedad. Cuestión que, en mi opinión, dependerá más de la evolución del viñedo de cara a la nueva cosecha, que de lo obtenido en la pasada vendimia. Salvo, claro está, que por alguna extraña razón el mercado exterior comenzara a tirar con gran fuerza de nuestras disponibilidades, dejados llevar por las estimaciones de producción en el Hemisferio Sur. Lo que, de momento, resulta poco probable, pero que visto lo visto, es mejor no descartar nunca, ya que este sector es de todo, menos previsible.

Tres caminos irrenunciables

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Al leer que la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) ha puesto en marcha una campaña que bajo el nombre “Movimiento Vino D.O.” pretende revitalizar el consumo de vino entre los jóvenes; o que el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez-Arroyo, apostará por el fomento de la cultura del vino, reconociéndola como prioritaria para poder valorizarlo; confieso que me invade una extraña sensación.

Por un lado, me satisface, enormemente, ver cómo desde organizaciones que, a mi juicio, son altamente representativas del sector vitivinícola español, coinciden con mi  empecinamiento en la defensa de la cultura vinícola como vía irrenunciable para poder dar valor a nuestros vinos y salir de esta especie de maligna espiral en la que nos hemos involucrado. Convirtiéndonos en los suministradores de producto bueno y barato en los mercados internacionales.

Al mismo tiempo que renunciábamos a un mercado interior, ante los grandes esfuerzos que exigía nuestra adaptación a los nuevos hábitos de consumo y la superación de las numerosas muestras de desprecio que desde la producción se habían cometido con distribución y consumidores.