Topic:

La técnica de las 5W+2H

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

Puesto que sabemos que no es, ni tan siquiera, imaginable que, a corto plazo, el grado de fiabilidad de las estimaciones de cosecha que se publican en nuestro país mejore sustancialmente y que en ellas siempre existirá un factor subjetivo importante; lo mejor seguirá siendo hacerse eco del máximo número posible de ellas y recomendar encarecidamente, una y otra vez, tomarlas con la máxima prudencia y no olvidar que se tratan de vaticinios basados en un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo.

Aun con ello, convendría no olvidar que sea cual sea el volumen que estimemos, tenemos una importante situación de desequilibrio entre lo que producimos y lo que utilizamos y que en la puesta en marcha de medidas que tiendan a buscar el acercamiento entre ambas cantidades se encuentra una buena parte de cuál será el futuro de nuestro sector.

Muy posiblemente, dentro de unos años nuestro mix de producto en la exportación haya cambiado y nuestro consumo interno aumentado. Pero, ni tan siquiera esa alentadora esperanza impide que sea necesario dotarnos de medidas que nos permitan disfrutar de una gráfica de precios lineal con una ligera tasa de crecimiento, que nos acerque a cotizaciones que hagan rentable el cultivo del viñedo e interesante la inversión en bodegas.

No podemos pedirle a los viticultores que renuncien a las posibilidades de mejorar la rentabilidad de sus cultivos, cuando se les ofrecen ayudas para hacerlo, como son los planes de restructuración y reconversión del viñedo y cuando los precios a los que se les están pagando las uvas exigen quintuplicar la producción histórica para alcanzar el punto de equilibrio en muchas zonas de España. Pero tampoco a las bodegas por trabajar en mantener esos precios unitarios tan bajos cuando no consiguen mejorar el posicionamiento de sus vinos en los mercados internacionales o aumentar el consumo en el interior.

Pero en este constante desacuerdo, en el que se vayan alternando las posiciones de dominio y nuestro desarrollo consista en el sometimiento de los otros no está la solución.

A continuación, información para suscriptores.

El sector propone su autorregulación

 Publicado el por Salvador Manjón (colaborador)

A pesar de los continuos crecimientos en los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura en su estimación de cosecha, siendo la última publicada la correspondiente al 31 de marzo en su “Avance de superficies y producciones agrícolas” que cifra la producción nacional de vinos y mostos de la campaña 2018/19 en 50.355.364 hectolitros; 14.887.917 hl más que la anterior y un cuarenta y dos por ciento. Sería un tanto exagerado achacar a este dato la responsabilidad de la escasa actividad comercial que se desarrolla en nuestro país en estas últimas semanas.

Sabemos que las cifras tienen un lado psicológico que va más allá de lo estrictamente numérico y racional, y que superar barreras de decenas de millones de hectolitros, en este caso, pasando de los cuarenta y nueve a los cincuenta, provoca un efecto que no tendría ninguna justificación en los escasos 418.764 hectolitros que se ha incrementado con respecto a la estimación de diciembre que cifraba la producción de vino y mosto para nuestro país en 49.936.600 hl.

Aun así, la realidad es que la paralización de la actividad comercial comienza a ser preocupante. Restan apenas dos meses para que finalice la campaña y las existencias en poder de las bodegas mantienen en vilo a los gerentes, que temen unos depósitos llenos con los que recibir la nueva cosecha. Sin importar tanto cuál sea el volumen, como el hecho de que debamos ir dándole entrada a los mostos de una nueva vendimia, sin haber sido capaces de encontrarle acomodo a las anteriores.

A continuación, información para suscriptores.

Mercados 05-06-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

Mercados 29-05-19

 Publicado el por SeVi (colaborador)

Información en PDF adjunto.

El vino Numun Selección 2014, de Bodegas BSI, conquista una medalla de oro en el Concurso Mundial de Bruselas

 Publicado el por SeVi (colaborador)

 (photo: )

El vino Numun Selección 2014 (D.O.P. Jumilla), de Bodegas BSI, ratifica su posición entre los mejores vinos del mundo, tras haber conquistado en la reciente edición del Concurso Mundial de Bruselas (Concours Mondial de Bruxelles) una medalla de oro en cata a ciegas entre más de 9.000 muestras de 46 países diferentes.

El Concours Mondial de Bruxelles es uno de los más reconocidos a nivel internacional. De carácter itinerante, en su última edición se celebró en la ciudad suiza de Aigle, donde se evaluaron 9.150 vinos de 46 países productores. El jurado estuvo compuesto por 340 expertos de 43 nacionalidades.

Numun Selección 2014, fruto de vendimia nocturna de los mejores racimos de las uvas Monastrell, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon. Conjuga el carácter frutal y la personalidad de la Monastrell, con el cuerpo, estructura y complejidad que aportan la Cabernet Sauvignon y la Petit Verdot. De intenso color. Sutil, complejo y limpio en nariz en la que encontramos recuerdos de frutos rojos de buena maduración, combinados con notas especiadas. Con elegancia y estructura en boca, con gran cuerpo y agradable final.

Bodegas BSI se consolida de esta manera entre las bodegas con mejor reputación a nivel global, con vinos que conquistan los paladares de los expertos más exigentes.

El director general de Bodegas BSI, Joaquín Hernández, manifiesta que reconocimientos como el obtenido de manos del Concours Mondial de Bruxelles, “suponen un aliciente y son una gran carta de presentación en mercados internacionales, que toman como referencia el veredicto de los 340 jueces encargados de destacar a los mejores de entre casi 10.000 vinos”.

Fruto de un esfuerzo conjunto y de la unión de centenares de socios cooperativistas, BSI, fundada en 1934, se ha consolidado como el principal productor de vinos de la D.O.P. Jumilla. Una bodega sólida que cimienta su éxito en la variedad Monastrell, con la mayor extensión de esta cepa mediterránea en pie franco, y en el respeto por el medioambiente, la innovación y la implicación social con el territorio.